×
Denise Maerker
Denise Maerker
ver +

" Comentar Imprimir
01 Junio 2011 03:00:21
¿Por qué nos miente el Ejército?
Todos los días el Ejército Mexicano comunica a la opinión pública sus actividades a través de los comunicados que sube a su página de Internet. Ayer, por ejemplo, fechado en Culiacán, Sinaloa, las comandancias de la III Región Militar y la 9a. Zona Militar informaron de un enfrentamiento: “…personal militar al realizar reconocimientos terrestres en la ruta San Miguel Zapotitlán-Villa de Ahome, al llegar a la altura del poblado Macapule del municipio de Ahome, Sinaloa, fueron agredidos con disparos de arma de fuego por un grupo indeterminado de individuos que viajaban a bordo de siete vehículos, por lo que en defensa de su integridad física y de la ciudadanía repelieron la agresión, falleciendo en el lugar de los hechos dos agresores”. Esto lo hacen diario y sobre todas las actividades que realizan.

Un ciudadano quiso saber cuántos soldados habían muerto en la lucha contra el crimen organizado y solicitó la información vía el sistema de información pública –solicitud número 700004411–. La Sedena respondió con un documento en el que especifica las bajas por mes desde el 2001. Entre julio del 2010 y enero del 2011 murieron, según este documento, 38 militares. Sorprendido, el equipo de investigadores de Animal Político –el sitio de Internet dedicado a información política– se dio a la tarea de contar cuántos militares habían sido reportados como bajas en los comunicados que se hacen públicos todos los días. El resultado: el Ejército sólo reportó a la “opinión pública” en ese mismo periodo cinco muertes. La diferencia es muy grande y las razones de la Sedena para minimizar sus bajas, un misterio. ¿Nos quieren hacer creer que van ganando de forma apabullante? ¿Es para mantener alta la moral de la tropa?

Lo sorprendente es que estos comunicados han dado pie a especulaciones, muchas de ellas lesivas para el propio Ejército. Recuerdo en particular el comunicado del 2 de septiembre del año pasado firmado por la comandancia de la IV Región Militar que “informaba a la opinión pública” que: “Al efectuar reconocimientos aéreos en el municipio de Ciudad Mier, Tamps., observaron a varios individuos armados frente a un inmueble, mismos que al detectar la presencia del personal militar se dispersaron en el área en diversos vehículos. Ante este hecho, efectivos militares desplegados a inmediaciones del referido municipio, acudieron al mencionado lugar en donde fueron agredidos con disparos de arma de fuego, por lo que en defensa de su integridad física y de la ciudadanía, procedieron a repeler la agresión con los siguientes datos preliminares: 25 presuntos agresores muertos, (…) se liberaron a 3 personas que se encontraban privadas de su libertad; asimismo, dos militares resultaron heridos…”. Veinticinco muertos de un lado y sólo dos heridos del otro. ¿Qué tipo de enfrentamiento había sido ese? Mucho se especuló a partir de éste y otros comunicados en los que la desproporción de bajas de uno y otro lado era tan elevada. ¿Estaría el Ejército disfrazando como enfrentamientos lo que eran ejecuciones extrajudiciales? Pero estas especulaciones se originaron con base en una información no confiable. Ahora sabemos que el Ejército sólo reporta en sus comunicados dos de cada 10 militares que pierden la vida.

Falta por saber por qué nos miente el Ejército en sus comunicados y qué parte de estos son narraciones fieles de lo que ocurre en el terreno en cada una de sus operaciones.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2