×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
21 Junio 2018 04:07:00
Premios Stella 2018
Como cada año, me llega la lista de los ganadores (aunque me parece que alguno ya lo había leído): “Para aquellos que no están familiarizados con estos premios, llevan el nombre de Stella Liebeck, de 81 años, que derramó café caliente sobre sí misma y demandó con éxito a McDonald’s en Nuevo México, donde compró café. Recuerdas, ella quitó la tapa del café y lo puso entre sus rodillas mientras conducía. ¿Cómo se le podía ocurrir que uno podría quemarse haciendo eso, verdad? Estos son premios por los juicios y veredictos más extravagantes en los EU.

SÉPTIMO

Kathleen Robertson, de Austin, Texas, recibió 80 mil dólares de un jurado de sus compañeros después de romperse el tobillo al tropezarse con un niño que corría dentro de una tienda de muebles. Los dueños de las tiendas estaban comprensiblemente sorprendidos por el veredicto, considerando que el niño corriendo era su propio hijo.

SEXTO

Carl Truman, de 19 años, de Los Angeles, California, obtuvo 74 mil dólares más gastos médicos tras que su vecino le pisó la mano con un Honda Accord. Al parecer, Truman no se dio cuenta de que había alguien al volante cuando intentaba robar los tapacubos de su vecino.

QUINTO

Terrence Dickson, de Bristol, Pennsylvania, que salía de una casa que acababa de robar en el garaje. Por desgracia no pudo abrir la puerta automática del garaje para salir. Peor aún, no podía volver a entrar a la casa porque la puerta que conectaba el garaje con la casa se cerró cuando Dickson la cerró. Permaneció encerrado ahí ocho días con sólo Pepsis para beber y una gran bolsa de comida seca para perros. Demandó alegando angustia mental indebida. El jurado dictaminó que la compañía de seguros debe pagarle a Dickson 500 mil dólares por su angustia.

CUARTO

Jerry Williams, de Little Rock, Arkansas, recibió 14 mil 500 dólares, más gastos médicos, luego de ser mordido en el trasero por el beagle de su vecino de al lado, aunque el beagle estaba en una cadena en el patio cercado de su casa. Williams no recibió tanto como pidió porque el jurado creía que el beagle podría haber sido provocado en el momento de la mordida en el trasero porque Williams había escalado la cerca en el patio y varias veces le disparó al perro con una pistola de perdigones.

TERCER

A Amber Carson de Lancaster, Pensilvania, un jurado ordenó a un restaurante de Filadelfia que le pagara 113 mil 500 dólares después de que se resbaló con un refresco derramado y se rompió el coxis. La razón por la cual el refresco estaba en el piso: la señora Carson se lo había arrojado a su novio 30 segundos antes durante una discusión.

SEGUNDO

Kara Walton, de Claymont, Delaware, demandó al dueño de un club nocturno porque se cayó de la ventana del baño al piso, golpeando sus dos dientes frontales. A pesar de que la señora Walton estaba tratando de colarse por la ventana del baño de damas para evitar pagar la cuota de $ 3.50, el jurado dijo que el club nocturno tenía que pagarle $ 12,000 más gastos dentales.

PRIMERO

El ganador del premio First Star Stella fue la señora Merv Grazinski, de Oklahoma City, Oklahoma, quien compró una nueva autocaravana Winnebago de 10 metros. En su primer viaje a casa, después de haber conducido a la autopista, ella puso el control de crucero a 100 km/h y dejó el asiento del conductor para ir a la parte trasera de la Winnebago y hacerse un sándwich. Como era de esperar, la casa rodante salió de la autopista, se estrelló y volcó. La señora Grazinski demandó a Winnebago por no haber incluido en el manual del propietario que no podía abandonar el asiento del conductor mientras se encontraba el control de crucero. El jurado le otorgó un millón 750 mil dólares, más una nueva casa rodante. Winnebago ajustó sus manuales.

¿Todavía no crees que el sistema judicial de los Estados Unidos está fuera de control?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2