×
Francisco Liñán D.
Francisco Liñán D.
ver +
Periodista. Editor en Jefe de Periódico Zócalo Piedras Negras. Dudas y Comentarios a [email protected]

" Comentar Imprimir
28 Julio 2014 04:00:51
Preocupación y ocupación de los migrantes en la frontera
Los gobiernos rebasados por la delincuencia común, la falta de oportunidades reales de empleo, salud y educación y la cultura cada vez más ascendrada de que sólo en el “norte” se progresa, ha creado un éxodo de habitantes de Centroamérica cuyos efectos los sienten más las zonas colindantes con Estados Unidos pero también las mujeres y los niños que realizan esos viajes mortales con el fin de intentar llegar alcanzara del Río Bravo para buscar una oportunidad para cruzar a Estados Unidos y con un trabajo en la construcción o la jardinería tener un ingreso más digno que les dé una oportunidad de vida a sus familias.

Ese éxodo se ha reflejado en cientos de migrantes de Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador que son detenidos, salvados del río Bravo o de los traficantes de indocumentados que los engañan y les quitan el poco o mucho dinero que traen para la travesía.

En la frontera se ven historias angustiantes de mujeres con niños en sus brazos, de pocos años de vida, que tras meses de travesía por todo México desde Chiapas intentan cruzar hacia Texas pero ya no traen fuerzas, sus ánimos se quedaron en el camino por tantos abusos de las autoridades, de los traficantes, de las policías locales por donde cruzaron, quienes abusaron de ellos en todos los sentidos.

Al llegar a la frontera son los gobiernos locales, como el de Piedras Negras, y los refugios de migrantes, como Frontera Digna, los que deben enfrentar el costo de la atención y los efectos de ese éxodo de migrantes.

Pocas son las instituciones que se van al fondo del problema, a la inseguridad, la falta de oportunidades de empleo y de servicios de salud y educación que faltan en esos países centroamericanos, ninguno de los gobiernos reacciona y hacen mutis para que con la salida de esos ciudadanos que sí quieren trabajar a ellos se les disminuya la presión social.

Muchos señalan el problema, muestras a “La Bestia” cargada de migrantes, cientos que a diario viajan hacia el centro del país y de ahí hacia la frontera por las distintas rutas, muestras las historias, reclaman cuando el tren se descompone pero nadie ataca el problema de esa migración, de ese éxodo de personas.

Pero eso si, cuando una autoridad de la zona fronteriza reclama o detiene a los migrantes por el hecho de que en su desesperación cometen delitos, los culpa del aumento en los índices delincuenciales o que algunos de ellos cometen robos o destruyen parquímetros para mal obtener algo para comer, entonces si hay abusos y reclaman por esas acciones.

Hoy se necesita que los gobiernos tanto de Estados Unidos como de México y Centroamérica analicen el fondo del problema,.

pero no sólo en el éxodo de menores migrantes, de mujeres migrantes o de personas de Centroamérica, sino que vayan al fondo del problema y generen políticas conjuntas que mejoren las condiciones de vida de la gente en esos países para que dejen de ser expulsores de personas.

Pocas veces vemos a los Presidentes de esos países centroamericanos pronunciarse en un clamor de ayuda para salir adelante de sus problemas, pues claro está que ellos los problemas los exportan hacia otros países, pensando que así solucionan la presión social, cuando no entienden que esa gente que ha comenzado a dejar el país son una parte de la sociedad que aún está dispuesta a esforzarse y ya no lo quiere hacer cometiendo delitos en donde vive.

Es tiempo que la reflexión central debe dejar de ser que los migrantes tengan un trayecto seguro hacia el norte desde Centroamérica y se voltee a mirar qué es lo que hacen esos gobiernos de Centroamérica para generar ese éxodo.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2