×
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
ver +
Rubén Aguilar Valenzuela. Licenciado en Filosofía, Maestro en Sociología y Doctor en Ciencias Sociales. Presidente Ejecutivo de Afan y Asociados, S.C. Es profesor de Ciencias Políticas y de Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Fue Coordinador de Comunicación Social y portavoz de la Presidencia de la República (2004 al 2006) y también de la Secretaría Particular del Presidente (2002 al 2004). Ha sido consultor de UNICEF, UNESCO, OEA, PNUD, BID, BM, UE y agencias de cooperación de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En México del IMSS, DIF-Nacional, INI, la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno de la Ciudad de México y de la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana. Fue editor de la revista Cuadernos del Tercer Mundo. Editorialista de El Universal (México), El Financiero (México) y articulista de las revistas Estrategia y Proceso. Actualmente su columna se publica dos veces por semana en El Economista (México) y una veintena de periódicos de los estados. Escribe mensualmente en la revista Etcétera temas de comunicación política. Es autor de quince libros. Los más recientes: La comunicación presidencial en México 1988-2012 en colaboración con Yolanda Meyenberg Leycegui (2015), Los saldos del narco: el fracaso de una guerra, en colaboración con Jorge Castañeda (2012), y La Sociedad Civil en México (2012).

" Comentar Imprimir
20 Febrero 2018 04:00:00
Presidente desesperado
En la recta final de su Gobierno, el presidente Peña Nieto ha intensificado su discurso de reclamo porque la sociedad no reconoce los logros de su Gobierno. El tono es de desesperación. Faltan ya 9 meses para que termine su mandato y la ciudadanía, a lo largo de estos años, nunca ha valorado de manera positiva su gestión.

El Presidente piensa que en su Administración se han obtenido “grandes avances” y “demanda de manera acomedida, el que haya memoria entre nuestra población, entre nuestra sociedad, y sepamos también reconocer los avances, de logros y beneficios que en el tiempo se han ido obteniendo”.

Y sostiene que “hay que pensar bien las cosas y tener memoria de dónde nos encontrábamos hace 6 años y cuánto hemos avanzado hasta ahora”. Asume, por otro lado, que se debe ser autocrítico y también “reconocer en dónde todavía tenemos rezagos y dónde nos falta avanzar de manera más importante”.

Los avances, dice, se han dado gracias a la dinámica económica y de inversión que se vive en el país “que pasan desapercibidas para muchos”. Afirma, que a pesar de todo, las cifras le dan la razón.

El Presidente considera que su Gobierno no ha sabido “comunicar y compartir con la sociedad estos avances”, para que se puedan asimilar los logros y también para que “se pueda desterrar lo que algunos llaman este irracional enojo social”.

Ya son semanas que el Presidente sostiene este tono de reclamo y desesperación en sus intervenciones. Su mensaje no provoca ninguna reacción positiva. Nadie va a cambiar su posición por lo que diga o deje de decir el Presidente acerca de los resultados de su mandato.

En el supuesto de que haya grandes logros, el Presidente ha estado ausente de la discusión en los medios. No concede entrevistas y no disputa la agenda mediática. Sólo los spots de radio y televisión no posicionan las buenas acciones del Gobierno. Para eso se requiere intervenir todos los días en la construcción de la agenda setting.

A lo anterior, que hace relación a una fallida estrategia de comunicación, existe un problema mucho más grave y es que la mayoría de la sociedad mexicana piensa, desde el caso de la “casa blanca”, que el Gobierno del presidente Peña Nietro es corrupto. Esa es la percepción de la sociedad. Toda acción del Gobierno pasa por ese filtro.

En otra época se aceptaba que todos los gobernantes eran corruptos, no había de otra, y lo que se les pedía era ofrecer buenos resultados. Eso ya cambió. Ahora la sociedad no está dispuesta a reconocer las buenas acciones del Gobierno si piensa que es corrupto. Ese es el drama del presidente Peña Nieto.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6