×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
07 Noviembre 2015 05:08:35
Presupuesto para educación
Si las leyes no van acompañadas de un conjunto de acciones por parte –principalmente– de las autoridades, son simple y sencillamente letra muerta. Más aún, en algunos casos sirven dichos preceptos legales ajenos al compromiso gubernamental para objetivos distintos a los esperados por la sociedad.

Existen en nuestro país múltiples ejemplos de lo anterior. Tan sólo en materia educativa, podría mencionar dos que escuche hace unos días: la enseñanza preescolar obligatoria y el compromiso del Gobierno de destinar 8% del Producto Interno Bruto a la educación. En ambos casos la realidad dista mucho de lo que se encuentra en la legislación mexicana, y peor aún, no se observa que exista el mínimo interés por avanzar al respecto en el corto plazo, por parte de diputados y autoridades.

Pues bien, en días pasados un grupo de dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación acudimos a la Cámara de Diputados con el fin de establecer un cabildeo con diversos grupos parlamentarios y con la Comisión de Educación presidida por la perredista Hortensia Aragón Castillo, a fin de demandar los recursos suficientes para lograr una serie de aspectos inherentes a la reforma educativa, aspectos que tienen que ver obviamente con la calidad de la educación que demanda la sociedad y que se encuentra plasmada en nuestra legislación.

Encabezados por el maestro Juan Díaz de la Torre, nos reunimos con legisladores del Revolucionario Institucional, Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, en todos los casos con la presencia de los correspondientes coordinadores de cada fracción Parlamentaria, es decir, César Camacho, Marko Cortés, Clemente Castañeda y Alfredo Valles, respectivamente. Valga decir que en todos los casos se atendió con mucho interés al dirigente nacional de los maestros.

En cada una de dichas reuniones, la posición del maestro Díaz de la Torre fue la de demandar los recursos económicos suficientes para ser congruentes con lo que se acordó en los últimos años por parte de las principales fuerzas políticas del país, en el llamado Pacto por México. Con mucha claridad, Juan Díaz expresó que debería aprobarse en los próximos días un presupuesto que permita lograr, entre otros puntos:

Incrementar el número de escuelas de tiempo completo y con ello posibilitar el acceso a la educación primaria a infantes cuyos padres, dada su actividad laboral, requieren una escuela de tiempo ampliado.

Contar con el personal suficiente en las instituciones educativas.

Contar con los tutores que apoyen a los docentes luego del proceso de evaluación (tal y como marca la ley).

Tener el número adecuado de personal de evaluación y que además se encuentre bien capacitado.

Contar con un mayor número de asesores técnico-pedagógicos para el acompañamiento docente que establece la reforma educativa.

Estimular económicamente a todos los educadores que obtengan altas calificaciones.

Regularizar a los docentes que realizan funciones directivas y no tienen la correspondiente clave.

Mejorar significativamente la infraestructura escolar, en el entendido que muchas instituciones educativas en el país tienen deficiencias en relación con aulas, sanitarios y conexión a internet, y otras ni siquiera cuentan con agua y luz.

Abonar a favor de la equidad y la inclusión.

No permitir que a los niños de localidades marginadas las atiendan maestros improvisados del modelo Conafe, es decir, jóvenes egresados de la secundaria o el bachillerato y habilitados con un bajo salario como docentes.

En el transcurrir de la siguiente semana, al aprobar la Ley de Egresos para el 2016, podremos valorar cuál es el compromiso de nuestros legisladores con la calidad de la educación.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @cmoreira38_5
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2