×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
09 Noviembre 2018 04:00:00
Primer calambre a los banqueros, primero…
Luego de que una diputada federal de Morena –la chihuahuense Bertha Alicia Caraveo Camarena- presentase al Pleno la iniciativa de reformas a dos leyes financieras con la finalidad de amarrarle las manos a los más voraces ladrones de México, en que se han convertido los banqueros, el amafiado y gangsteril sistema financiero mexicano acusó el golpe, y se deslizó el peso frente al dólar y se cayó la no menos chantajista bolsa de valores.

Las leyes que Bertha Alicia Caraveo propuso reformar, entre  varias cosas para prohibir que los bancos cobren comisiones, son la de Transparencia y Ordenamiento en los Servicios Financieros y la de Instituciones de Crédito.

O si las cobran que, cuando menos, sean en los mismos términos que las cobran en países como España, Estados Unidos y muchos otros, a menos del 21 por ciento, cuando en México las están cobrando a más del 39 por ciento.

Suscrita también por Ricardo Monreal, la iniciativa –justificó en tribuna la senadora Caraveo-  “es de vital importancia porque tiene por objeto ser más justa e igualitaria la relación entre  los ciudadanos y la banca, reduciendo la cantidad de supuestos por la cual las entidades bancarias podrán cobrar comisión”.

Bertha Alicia Caraveo siguió: “Por el momento algunos bancos están cobrando por muchas actividades completamente exentas de valor económico real, tales como la consulta de saldo o el retiro de efectivo incluso en los cajeros de la propia entidad.

“Es más, según la Condusef, la banca en México ocupa el tercer lugar de América Latina en registrar mayores ganancias respecto de sus ingresos totales por el cobro de altas comisiones a sus clientes.

“Casi la mitad de las y los mexicanos dicen no conocer las comisiones que pagan, donde de las 85 mil denuncias por cobro improcedente de comisiones los bancos sólo devolvieron el 13 por ciento del importe reclamado.

“Para ilustrar la magnitud del abuso con respecto a otros países podemos poner el ejemplo de España, donde el Banco Santander le cobra a sus clientes una comisión del 20 por ciento, cuando aquí el mismo banco cobra a los mexicanos el 39 por ciento”.

¿Qué fue lo que tanto alarmó a los banqueros y a su instrumento mafioso, la bolsa mexicana de valores, que tan pronto la senadora Caraveo bajó de la tribuna, comenzó a repiquetear el teléfono de Ricardo Monreal?

La senadora de Chihuahua insistió: “El alarmante y excesivo abuso de comisiones bancarias ascendió en el 2017 a más de 108 mil millones de pesos, 8 por ciento más que en 2016.

“Basta señalar que casi un tercio de los ingresos de la banca en México provienen del cobro de comisiones, mientras que en otras naciones de la región latinoamericana el ingreso de ese concepto representa menos de una cuarta parte, como Colombia con el 7 por ciento, Bolivia con el 19 por ciento y Panamá con el 21 por ciento.

“Desgraciadamente durante al primer trimestre de este año el 51 por ciento de las utilidades reportadas por los bancos en México correspondió a este rubro, más del doble del negocio consistió en cobrar comisiones a las y los mexicanos.

“Si bien, la ley faculta al Banco de México para regular las comisiones que ejerce dicha atribución a través de disposiciones de carácter general que establecen prohibiciones y límites al cobro de comisiones, la realidad es que estas medidas no han sido suficientes para limitar el abuso de las instituciones bancarias.

“Al ser la captación de dinero un asunto de interés público el Estado debe de asegurar una política económica que garantice una justa distribución del ingreso y la riqueza; asimismo, restringiendo la aplicación de un costo desproporcionado de comisiones bancarias imponiendo a los bancos un límite a las mismas desde la ley”.

Pero, ¿qué propone, concretamente?

Caraveo dijo: “La presente iniciativa busca adicionar diversos párrafos a través de la prohibición expresa del cobro de comisiones por conceptos diversos.

“Por ejemplo, se añade la prohibición de cobrar comisiones a comercios que no facturen un monto mínimo por el uso de la terminal en punto de venta por transferencias interbancarias, por disposición de crédito en efectivo, por el mantenimiento de saldo mínimo para exentar manejo de cuenta o membresías, entre otros.

“También se propone suspender el cómputo de intereses moratorios dentro de los primeros cinco días hábiles luego del vencimiento del plazo límite de pago.

“Además se establece la obligación de que tanto el Banco de México como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores establezcan esquemas tarifarios que permitan reducir anualmente el cobro de comisiones por retiro y consulta de saldo a los usuarios también en operaciones interbancarias”.

Y apostillaba Caraveo: “No necesitamos una mano invisible que empuje al vacío a los humildes, necesitamos un Estado que no deje atrás, que abrace y que acompañe a su gente. Hoy damos un paso más para separar el poder económico del poder político”.

Después de aquél cúmulo de llamadas que recibió Monreal, algo pasó. La iniciativa contuvo su paso hacia comisiones, para su revisión y dictamen.

Monreal, en conferencia,  dijo que no hay prisa para su dictamen, que antes de su revisión en comisiones, el Senado procederá a “escucharlos”, y ofreció que no será aprobada “de manera abrupta, rápida, precipitada, y que se escuchará a todos los sectores”.

--¿Quiénes quieren dialogar con ustedes? –preguntó una reportera a Ricardo Monreal.

“Grupos económicos de grupos financieros que de manera respetuosa solicitaban eso, y se los concedimos”, respondió.

--¿La Asociación de Bancos?

“También, también”, dijo Monreal.

¿Recularon? Según Monreal, no. Veremos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2