×
Federico Muller
Federico Muller
ver +

" Comentar Imprimir
03 Noviembre 2017 04:00:00
Propuestas de crecimiento económico para el país
Sin duda es necesario un cambio de modelo económico para que el país retome el camino del crecimiento que tuvo en décadas pasadas, con tasas del PIB superiores a 4%, las cuales desde hace varios sexenios no se tienen. Desde luego, en aquel lejano pasado el rector de la economía era el Estado, con un paradigma orientado al crecimiento interno a través de la sustitución de las importaciones, modelo al que prácticamente sería imposible volver porque las condiciones del mundo han cambiado radicalmente. Lo que se requiere es uno que considere los grandes problemas que enfrenta el país, entre los que sobresalen la desigualdad en el ingreso y la pobreza, con una participación más activa del sector privado y público en infraestructura urbana.

El Acuerdo de Chapultepec. En 2005, un grupo de empresarios y representantes de la sociedad se reunió en el alcázar del Castillo de Chapultepec para firmar un acuerdo en pro de mejorar las condiciones de la economía nacional. Los objetivos a que se aspiraba eran consolidar el estado de derecho y la seguridad pública, y lograr un crecimiento económico acelerado, sostenido y sustentable, entre otros. Se avecinaban tiempos de cambios y de allí el interés de aprovechar la coyuntura política que se presentaba para ver la posibilidad de que las propuestas del acuerdo pudieran ser parte de la plataforma política de los candidatos a la Presidencia.

Doce años después, uno de los protagonistas de aquel pacto o acuerdo, que finalmente quedó en el olvido, desempolva algunas de las propuestas para ponerlas en la mesa, al considerarlas todavía vigentes en el contexto nacional actual. Las ideas del empresario Carlos Slim se orientan “a mejorar la clase media, reenfocar el gasto en programas sociales, cambiar el modelo educativo, invertir en infraestructura y cambiar las ciudades”.

En cuanto al impulso de la clase media y de la sociedad en general, llama la atención un par de puntos que se distinguen de las propuestas que emanan de los programas de los políticos en turno. El empresario habla de incrementar la edad de jubilación de los 65 años que exige actualmente la Ley del Seguro Social, a los 75; y reducir la jornada laboral semanal de cinco a tres días. También habla de modificar el objetivo de los programas sociales, no dirigirlos al apoyo familiar sino a reactivar la economía del país. La justificación que hace de los puntos mencionados, es que las personas cuya edad rebasa los 60 años todavía tienen una vida productiva por delante, particularmente en el sector comercio y servicios, y los trabajadores al laborar menos horas por semana abrirían más oportunidades de empleo al resto de la fuerza laboral.

Cabe decir que las propuestas de uno de los hombres con más dinero en el mundo han sido controversiales y se prestan para un interesante debate. Se puede decir que por más avanzada que esté la ciencia médica, una persona a los 75 años es poco probable que tenga un rendimiento laboral similar al de una de 65 años. También habría que pensar que el prolongar el retiro laboral no favorece el empleo para las nuevas generaciones sino retarda la creación de nuevas plazas, y parece difícil que se compense la falta de fuentes de trabajo con la disminución de la faena laboral.  
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2