×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
02 Septiembre 2018 04:00:00
‘Puede ser que la ira sea la culpable’
Queridos amigos: Deseo para ustedes feliz domingo familiar.

Hoy les compartiré un escrito que me parece de suma importancia y quiero que lo analicen ustedes, ya que para mí tiene mucho sentido.

Ojalá les aporte algo a ustedes, se dé antemano que así será, es un extracto del libro curar el cuerpo, Eliminar el dolor, un Tratamiento Definitivo para las Dolencias Psicosomáticas. Del Dr. John E Sarno, profesor de rehabilitación clínica médica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y médico del Instituto Rusk de Rehabilitación, Clínica en el Centro Médico de la Universidad de NY. El síndrome de Miositis tensional.: es un padecimiento caracterizado por una sintmatología tendinosa, músculo-esquelética o nerviosa, en el que destaca el dolor de espalda.

Los pacientes han sido mi principal fuente de información a lo largo de mis experiencias con los transtornos sicosomáticos. He aprendido de la observación. Además nuestros sicólogos encuentran repetidamente evidencias de tristeza y de ira reprimida, así como miedo inconsciente de estos sentimientos. Helen es un clásico ejemplo (en la siguiente columna les compartiré la carta de Helen, nombre ficticio).

Abundan los ejemplos; como el del hombre cuya familia vendió, pese a sus objeciones, una empresa que era el orgullo y la alegría de su vida; el que se sentía obligado a participar en actividades que le gustaban para agrdar a su mujer; las docenas de hombres y mujeres que tiene que cuidar a sus padres ya mayores, sin poner objeciones conscientemente, pero hirviendo por dentro; aquellos que como Helen fueron víctimas de abusos sexuales en la infancia; la mujer con seis hijos que adora ser madre, pero no es consciente de la ira interior que le produce todo lo que la maternidad implica; la madre que siempre tiene un ataque de dolor después de las vacaciones debido a la enorme carga de trabajo que tiene que realizar para la familia y todo el mundo da por sentado, o el hombre de 55 años que siente ira hacia su madre o a su padre desde la infancia.

Creo que en mayor o menor grado, todos albergamos un cierto nivel de ira reprimida, es algo normal en nuestros tiempos y en nuestra cultura. Todos sufrimos algún tipo de presión. Aunque es positivo ser consciente de esta ira, es igualmente importante examinar sus orígenes. Hasta aquí lo escrito por el Dr. Sarno.

Y bueno amigos queridos, estoy de acuerdo con los ejemplos y de que muchas enfermedad sicosomáticas, vienen de esas iras inconscientes. Sin embargo eso de normal no me cuadra mucho, pues lo que es común puede ser no necesariamente normal. Cuando uno hace consciente la ira, y quiere procesarlo para un cambio positivo y de calidad en su vida, habrá que trabajar en ello terapéuticamente, seguro conocen ustedes, sino es que ustedes mismos, a alguien con estas historias mencionadas o parecidas, tendrán síntomas sicosomáticos, que muchos piensan que no es verdad la enfermedad que los aqueja.

Sin embargo, sabrán que si sienten ellos realmente estos devastadores síntomas, sólo que en algunos casos, obviamente no todos. Es por esto que comentamos que por situaciones no resueltas desde la infancia algunos caen en esta ira. Y hago mucho hincapié amigos, de la importancia del autoconocimiento, del saber qué traigo ahí atorado desde los primeros años, y quiero dejar claro que no estamos echando culpa alguna a nadie, simplemente hacernos responsables ya como adultos de ver que tengo que trabajar y sanarlo. No se vale ir por la vida autosaboteándonos y haciéndoles la vida de cuadros a los que viven y conviven con nosotros ¿no creen? Hagámoslo y hagámosle el favor de ir a terapia y sanar desde el alma y por consiguiente las dolencias y enfermedades del cuerpo, por supuesto.. Saldrá más barato se los aseguro, sin tanto dolor, lágrimas y dinero. Porque como les dije en columnas pasadas, el sufrir es opcional.

Amigos queridos les dejo un abrazo fraterno, hasta la próxima, su amiga Verónuca, Diosito por delante.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2