×
Francisco Aguirre Perales
Francisco Aguirre Perales
ver +

" Comentar Imprimir
11 Diciembre 2017 04:00:00
Puentes riquelmistas
Hemos visto con ojos de aceptación que esta nueva administración gubernamental ha empezado a tender puentes con sectores que en el pasado fueron agraviados por no aceptar el criterio oficial que se trató de imponer.

Dentro de los primeros pasos que se empezaron a dar fue la reunión con los miembros de las diócesis que conforman la Iglesia católica en Coahuila, con el fin de subsanar una relación deteriorada, pues una de ellas, la de Saltillo, su jerarca enfrentó los rigores de un gobierno que no comulgó con la actuación de su obispo, llegando a réplicas ofensivas que lograron que las relaciones fueran extremadamente tensas, al punto de un rompimiento cuya solución hubiera partido de otro nivel.

Aún faltan sectores de cierta afinidad que no pertenecen al sector oficial además de grupos de adentro que deben estar en la lista de espera y cuyo acercamiento debe darse, pues su restauración es necesaria de manera que los problemas se diluyan de la mejor forma y nuestro estado avance por caminos que conduzcan a un horizonte de vanguardia, pues debemos dejar las idolatrías del pasado y enfrentar el porvenir.

Ya se empiezan a sentir vientos que van higienizando el ambiente, expelidos por inquilinos intramuros que dejan ver la hospitalidad de un edificio cuyos propietarios son todos los coahuilenses.

Asimismo se percibe el interés del Ejecutivo del Estado de enmendar las heridas que están abiertas antes de que se vacíe la savia que da sustento a las relaciones, por lo que, basado en esa buena voluntad, debe ser apoyado por todos en los trabajos que emprenda por el bien de los
habitantes.

Por eso mismo debe convocar a funcionarios con voluntad y capacidad para desarrollar las tareas que les encomiende, además de que la honestidad y la pasión por servir las lleven adosadas a su cuerpo, pues cada sexenio aparecen malnacidos que aprovechan el puesto para medrar impunemente con recursos que extinguen la oportunidad de crear obras públicas necesarias.

Señor Riquelme, el inicio de su trabajo lo ha empezado con mesura y con inteligencia, eso le da a usted dignidad, dignifica nuestro estado y sobre todo beneficia a sus habitantes. Que así siga.

Se lo digo EN SERIO.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2