×
Confesionario
Confesionario
ver +

" Comentar Imprimir
03 Julio 2018 04:10:00
Pulverización del PRI
En esta pulverización del PRI ya lo de menos es encontrar culpables.

En el tricolor ya no quieren queso, lo que quieren es salir de la ratonera.

Dice un mensaje que estuvo circulando en grupos de Whatsapp y dirigido al gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís y a la militancia:

?Llegó la hora de renovarnos o morir, es la hora de limpiar la casa. Hoy en Coahuila, por la simulación de el secretario de Organización estamos en esta situación, nunca sumó, nunca escuchó.

Le pedimos como primer priísta del Estado, exija la renuncia inmediata de Álvaro Moreira?.

Nadie da la cara por ese mensaje que firma la corriente crítica del Revolucionario Institucional.

Es la opinión de muchos en el PRI: Tienen que renovarse y resurgir y para reconstruirse tienen solo dos años.

El resultado de la elección puede ser ingrato para varios y varias que se la partieron en sus respectivas campañas.

Resulta frustrante que casi sin mover un dedo, Melba Farías haya vapuleado a la senadora Silvia Garza y a Guadalupe Murguía.

La de Morena se echó a la hamaca a esperar la ola de Andrés Manuel López Obrador y se dejó llevar.

Silvia, que termina ya como senadora, ganó la elección en la que estuvo postulada a la Cámara Alta con la misma estrategia de Farías.

Murguía fue de las tres candidatas a diputada federal la que más recorrió los municipios y fue la que menos votos obtuvo.

Y en los ganadores al Senado fue algo similar. Jericó le dio tres vueltas al Estado y no le alcanzó, también lo arrastró a la derrota la ola tricolor.

Ya con el resultado casi definido de la elección en Monclova, ahora a esperar a que se acomoden las calabazas para ver quiénes serán los plurinominales en el Cabildo.

De entrada se va sin tocar baranda Arturo Martínez, que será síndico de minoría en la siguiente administración.

Después le corresponde una regiduría al PRI, que sería para Lulú Kamar y que las apuestas están a favor de que no la tomará.

Habrá que esperar a lo que resuelve el tricolor a ver a quién manda. Un caso similar a lo que sucedió con Guadalupe Oyervides.

Después le corresponde una más a Morena y esa de seguro, si no la tumba la equidad de género la tomará Griselda Tovar.

Al fracaso más notorio de la elección, a Gerardo García y su PRD también tendrá representante en el Cabildo y pasó de panzazo, muy apenas la libró.

Para los independientes César ?El Transparente? Flores Sosa y Pedro Magaña tienen derecho, por la cantidad de votos, a una silla en la sala de Cabildo.

Si ?el Transparente? ocupa el espacio será una piedra en el zapato para Alfredo Paredes. Pedro Magaña verá por lo suyo, por su asociación de ayuda y con eso estaría entretenido.

Y después regresa otra vez al PRI la segunda tanda. Es decir, el tricolor tendría al síndico y dos regidores. El resto sólo a uno representante.

Allá en Cuatro Ciénegas ganó el Grupo Fox que siempre estuvo detrás de la candidata del PAN, Yolanda Cantú.

Se vio mejor la campaña de la panista, ahora sí tuvo quién la patrocinara y hasta le pagara un viaje de placer aún y cuando debería de estar en pleno proselitismo.

A doña Yolanda le dieron ganas de irse a Mazatlán, dejó la campaña por unos días y regresó con nuevos bríos.

Pero detrás de todo lo que hizo Cantú estuvo el Grupo Fox que empieza a soltar sus tentáculos en el Pueblo Mágico.

Ya se agenciaron Los Mezquites, tienen el mejor hotel del municipio y ahora ya tienen alcaldesa, qué más pueden pedir.

Ni Rubén Moreira ni Carolina Viggiano lograron colarse como plurinominales, uno a San Lázaro y ella al Senado.

Los lugares que les habían asignado en la lista estaban en lugares privilegiados siempre y cuando el PRI hubiera quedado cuando menos como segunda fuerza política en el país.

Tal vez hubieran pasado raspando.

Con el fracaso del tricolor, el ex gobernador y la ex primera dama, se quedaron en la raya.
Imprimir
COMENTARIOS



3 4 5 6 7 8 9 0