×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Actualmente Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, y Presidenta del Comité Municipal del PRI.

" Comentar Imprimir
08 Octubre 2016 03:18:00
¡Pura basura!
Tirado de panza en pleno berrinche, sobre la banqueta y repitiendo mil veces ¡ya no te quiero! estaba un niño de aproximadamente seis años. Supuse que ahí vivía porque estaba solo y me imaginé que su mamá lo veía desde dentro para que nada le fuera a pasar.

Confieso que soy curiosa y de plano me detuve para saber que pasaba, primero pensé que estaba chiflado, pero transcurrieron unos minutos y el niño dejó de llorar. Tal como lo imaginé, su mamá lo estaba viendo por una rendija de la puerta, porque tan pronto se calló, ella salió para abrazarlo.

Mientras lo consolaba, el niño decía que no quería que se muriera, así que me preocupé y me acerqué para preguntar si podía ayudar en algo.

La mamá estaba muy tranquila y le dijo al pequeño: ¿Verdad que estamos bien Miguelito? El niño respondió entre sollozos que no, que se había muerto su pececito Nemo.

Tratando de consolarlo, la señora le explicaba a Miguelito que no había sido culpa de nadie, que se había muerto por “la contaminación”. ¿Qué es la contaminación? Preguntó Miguelito. Ah, pues es algo que se produce en el ambiente porque la gente tira basura en la calle y porque se producen muchas cosas tóxicas en el aire, contestó la mamá.

Yo no se si Nemo murió por un descuido o por la contaminación, pero lo que si tengo claro, es que cuando analizamos temas relacionados con el medio ambiente, encontramos situaciones realmente alarmantes y ya es tiempo de que nos ocupemos de buscar soluciones inmediatas para tratar de contrarrestar los efectos nocivos que causamos.

Creo que debemos tomar en serio las campañas de reciclaje y lo cuidados que debemos tener para proteger el medio ambiente. Por ejemplo, los maestros y padres de familia podrían apoyar el reciclado de hojas y cuadernos en las escuelas y para las tareas. Podemos empezar a separar la basura y llevar los productos pet y cartones a centros de acopio.

Podemos tomar medidas como dejar de comprar desechables de alta nocividad y empezar a utilizar solo los de origen biodegradable o “ecológicos”. Llevar bolsas de reuso para el súper en lugar de salir con decenas de bolsas plásticas que tardan más de 150 años en degradarse.

El tema del cuidado del medio ambiente no debe considerarse un tema de “moda”. En realidad es preocupante, en las últimas cuatro décadas, la generación de basura por habitante se incrementó en 200% y su composición pasó de ser mayoritariamente orgánica a incluir una alta proporción de plásticos y productos de lenta descomposición.

Sabemos que el cuidar y proteger el medio ambiente es tarea de todos, empecemos en nuestras casas reciclando, cuidando el agua, apagando los focos que no utilizamos, usemos riego por goteo si tenemos jardín, hagamos compostas, enseñemos a los niños a tener una cultura de respeto por el medio ambiente, es muy triste pensar que efectivamente los animales empiezan a morir por las daños que causamos a la naturaleza, tal vez Nemo no murió por eso, pero hay especies que si están desapareciendo, pero es aún más triste pensar que vamos a dejar un mundo lleno de basura y altamente contaminado a las nuevas generaciones. A mi me parece, que ya es tiempo de cambiar .…Y tú ¿Qué opinas?.

Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2