×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Actualmente Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, y Presidenta del Comité Municipal del PRI.

" Comentar Imprimir
28 Enero 2017 04:00:00
¿Qué dice aquí?
Como era 6 de enero, día de las enfermeras, y además día de los Reyes Magos, se me hizo fácil llevar unos pequeños obsequios a las niñas y niños del refugio.
En la idea de evitar estereotipos de género y no hacer diferencias entre edades, decidí llevar juegos de mesa que ayudaran al desarrollo de sus destrezas y habilidad mental, pero que también fueran divertidos.

Estaban terminando de comer, así que tomé una silla y me senté junto a ellos, el más próximo era “Juanito”, tomé una de las cajas, la abrimos juntos y lo invité a jugar.

Era un Jenga. Para iniciar el juego, tomé el instructivo y le dije: A ver “Juanito” ¿qué dice aquí? Y él se quedó callado. Se me hizo extraño, pero ante la duda de saber si había escuchado lo que le dije, volví a preguntar ¿qué dice aquí? y sus ojos, tras unos lentes –que recién estrenaba- se acercaban con inquietud e incertidumbre hacia el instructivo que yo le mostraba.
¿Qué edad tienes? 8 años.

¿Sabes leer? Sí.

Al girar su silla para tratar de ver lo que yo le mostraba, se le cayó una de las piezas… se agachó, y tocando con sus dos manitas el piso, empezó a buscar lo que se había caído, hasta que lo encontró.

En ese momento comprendí que no debía preguntar más, y empezamos a jugar.
La mamá de “Juanito” es una mujer en situación de violencia extrema al igual que las demás que acuden al refugio. A ella la golpeaba severamente su marido y ella golpeaba a “Juanito” y a sus cinco hermanitos, era su forma de vida, ¡todos eran víctimas de violencia!
Cuando ella estallaba, la frustración la cegaba y los golpeaba en la cabeza con una cuchara de la cocina dejándoles graves heridas no solo en la cabeza, en su autoestima, en su dignidad como seres humanos, en su salud mental y emocional. La violencia causa en niños y niñas enfermedades como la ceguera de “Juanito”, pero también da origen a la paranoia, ansiedad o depresión.

Si la familia es la principal forma de organización de los seres humanos, es la agrupación social basada en lazos de consanguinidad y amor, ¿en qué momento se vuelve una pesadilla que destroza los sueños y hasta la vida de estos pequeños?
La violencia familiar es una atrocidad que debemos erradicar de la sociedad. Hay que denunciar todos los casos que conozcamos, no podemos seguir inertes ante esta monstruosidad. La violencia no es normal y nadie tiene por qué vivirla.

Salvemos a todas y todos los “Juanitos”, construyamos una sociedad donde los desacuerdos se resuelvan bajo las normas, donde nuestras diferencias sirvan para crear y no para destruir. Yo sé que el mundo no es perfecto y que en estos momentos existen muchas otras cosas de gran trascendencia que tenemos que resolver, pero “Juanito”, no tiene la culpa…Y tú ¿Qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2