×
Columnista Invitado
Columnista Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
06 Agosto 2017 04:00:00
¿Qué es un poder para actos de dominio?



Es un gusto saludarles nuevamente por este medio, recuerden que este espacio busca crear una cercanía entre un Servidor y Ustedes Lectores, para con ello disipar las dudas que amablemente nos hacen llegar; en esta ocasión nos escribe nuestro Amigo Guillermo, lo siguiente:

“Notario Amigo, me interesa darle una carta poder a un hijo mío para que me venda una casa que tenemos en Monclova, ya que yo no puedo estar echando vueltas para allá por mi edad. ¿Con la carta poder puede también hacer unos cambios en el recibo del predial? Es que tiene un error mi apellido y quiero que arregle todo bien para que no haya problemas a la hora de vender”.

Me da mucho gusto recibir su carta de la cual extraigo el anterior párrafo a la letra, y en las siguientes líneas tratare de dar respuesta a sus dudas.

En columnas anteriores les he comentado que el poder es un instrumento de representación; los poderes nos sirven para hacernos presentes en lugares o momentos sin tener que hacerlo.

Un poder nos sirve para que la persona a quien autorizamos y se lo otorguemos pueda realizar actos en nuestro nombre, el poder hace posible que usted esté físicamente en un lugar, y en otro lugar diverso un representante suyo (a quien otorga el poder) realice actos como si estuviera también en aquel lugar usted.

De aquí partimos para descifrar la necesidad de conocer los alcances de un poder, y la legislación también hace lo propio, pues nuestros códigos civiles prevén tres tipos de poderes según las facultades que otorgan y enseguida los enumero:

Facultades de pleitos y cobranzas: Este poder está dirigido a que el representante realice actos de conservación que son para defender los intereses que estén en disputa o pleito de quién otorga el poder, generalmente los damos a nuestros abogados para que comparezcan en nuestro nombre ante los órganos de impartición de justicia.

Facultades de administración: este poder está dirigido a que el representante realice actos de administración que son para que el representante administre el uso y goce de sus bienes como firmar contratos en nombre de quien otorga el poder.

Facultades de dominio: este poder es el más amplio, y está dirigido a que el representante realice actos de dominio que son para que el apoderado pueda comportarse como dueño, es como si estuviera quien otorga el poder presente y no requiere ninguna autorización extra, pero los actos que realice deben ser en beneficio de quien otorga el poder.

Los poderes son instrumentos de representación voluntaria, quien otorga el poder lo hace voluntariamente, debido a esto, cuando se otorga un poder puede ser al modo que se desee, limitándolo a ciertos actos o sobre ciertos bienes, aquí diferenciamos poderes generales (con todas las facultades) de los poderes limitados (los que recaen sobre actos o bienes específicos o que se les impone alguna otra limitación).

Ahora bien, para su necesidad lo que yo le recomiendo es acudir con el notario de su confianza para otorgar no una carta poder, sino un poder en escritura pública en el que le otorgue todas las facultades a su hijo (pleitos y cobranzas, actos de administración y dominio) de una forma general, y puede ser especial el poder en cuanto a su objeto que sería sobre el bien inmueble que va a vender y sobre el que se harán modificaciones en la oficina catastral.

Un poder es muy útil, nos permite estar al mismo tiempo en diferentes lugares y lo más peculiar, “sin estarlo”.

Agradezco la oportunidad que me dan para aclarar sus dudas, y me reitero a sus apreciables órdenes, enhorabuena Amigos!

Envía tus dudas al Notario Amigo
HYPERLINK “mailto:[email protected].(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
HYPERLINK “http://www.notariatrece.com” http://www.notariatrece.com
twitter: @nicomoyeda
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5 6