×
Químico del Amor
Químico del Amor
ver +

" Comentar Imprimir
16 Abril 2018 04:00:00
¿Qué hacer si tu hija anda con un patán?
Pregunta de una amiga por redes sociales. Tienes una hija bonita, sana, estudiosa, trabajadora, buena persona y de pronto empieza a salir con un chico mucho mayor, él no tiene estudios y es divorciado o tiene un hijo y tu hija nunca ha vivido con alguien, y aunque estés en desacuerdo, ella insiste en ser su novia.

Así que cuando ella te comenta con quién está saliendo, lo rechazas. Le dices “¡ni se te ocurra salir con él!”, pero en ese caso, si él le gustaba un 40%, su pasión se convierte en 90% gracias a que te opones a la relación.

Es un caso complejo y obviamente tú quieres protegerla; tu instinto de padre o madre te obliga a rechazar ese noviazgo, pues ¡puedes tener un nieto del patán! Es desesperante que ella no vea el peligro, sin embargo, hay esperanza. Sólo necesitas comprender cómo funciona su cerebro enamorado, pues en ese punto el amor es una adicción.

El cerebro de tu hija enamorada libera grandes cantidades de dopamina, sustancia que obtiene de los besos del novio, y entre otros sentimientos genera placer y un efecto denominado “lentes rosas”, por lo que ella no ve sus defectos y comienza a defenderlo con frases como “no encuentra empleo porque no valoran su capacidad”, “los maestros lo reprueban porque le tienen mala fe”, “él es así porque sus padres no lo quieren”, “se droga porque tiene muchos problemas en su casa”, etcétera.

El enamoramiento comienza en un lapso de dos semanas en el hombre y ocho en la mujer; antes de ese periodo puedes razonar con tu hija, pero después ya no. Es como una adicta a la heroína: te va a mentir para obtener un poco de dopamina de labios de su “amado”, lo verá a escondidas; la adicción al amor será muy poderosa y la obligará a creer en lo que él diga, aunque evidentemente sean mentiras; si él dice que la ama, le perdonará todo. Pero al igual que una adicción, cada vez necesitará más, no podrá detenerse y terminará por hacerle daño.

Como en toda adicción, hay lapsos en los que podrá tener un poco de claridad mental y darse cuenta que está reprobando materias, que él es celoso y posesivo, que cada vez tiene menos amigos porque él se lo prohíbe, que tiene muchos problemas en casa por esta relación destructiva; entonces, cuando la veas llorando, triste, con problemas, cuando toca fondo y te pide ayuda verbalmente o con sus acciones (no come, no duerme, bajo rendimiento escolar, no se arregla, no se baña, no tiene objetivos claros para su vida, renuncia a sus sueños), en ese momento podrás actuar.

Te recomiendo que no hables, escucha todo lo que tenga que decir, déjala de-sahogarse y te enterarás de detalles dolorosos, pero necesarios, para poder ayudarla; no la interrumpas aunque te moleste lo que escuchas, después abrázala, no digas nada, el abrazo entre padre e hija o madre e hija libera oxitocina en el cerebro de ambas partes, la cual es la molécula del amor duradero, reforzando la unión entre ambos y recuperando el escudo que había en contra de los pretendientes abusivos.

Después, explícale todo lo que deseabas tenerla, detalles de cuando era bebé, cuando la curaste cuando tenía fiebre, cuanto deseabas llegar a casa después del trabajo sólo para verla sonreír, explícale que ella es como un arbolito de Navidad y que cuando encuentre un buen hombre será una felicidad completa para todos, como un arbolito encendido en Nochebuena.

Adviértele que con el hombre que la lastimó nunca se encenderán los foquitos y que te parte el corazón verla sufrir. Recuérdale que tú siempre estarás ahí para apoyarla, pero que esta persona ya no es bienvenida en la casa; no respetes su decisión, ella necesita saber que no es correcto que alguien la lastime, aunque la ame.

Explícale cuáles son los métodos anticonceptivos más confiables, porque es muy común que los hijos nazcan en reconciliaciones; ella puede regresar y terminar con él muchas veces.

¿Quieres saber más? Facebook: el químico del amor. (En el muro encontrarás mucha información
gratuita).

Protege a tus hijos del suicidio por amor, embarazo no planeado, de un novio (a) violento (a) o adicto (a). Conferencias para escuelas y eventos privados. Separa tu cita al 844 1000 862.

¿Quieres rescatar tu matrimonio? ¿Quieres regresar con tu ex? ¿Ya te cansaste de buscar el amor y no encontrarlo? ¿Quieres superar la ruptura?

Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2