×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
19 Agosto 2017 04:00:00
Que no [email protected] ignoren
El martes vimos otra escena bizarra de Trump: en una conferencia de prensa se tropezó de nuevo con su lengua al hablar sobre los trágicos eventos de Charlotesville. Vea el video en nuestros sitios. Patético.

La claridad es clave al comunicar, tanto al hablar como al escribir. Esta verdad universal es más cierta hoy que nunca. La comunicación digital nos ha inundado de mensajitos y correos. Imagine, tan sólo en emails:

* Existen 6,320,000,000 cuentas y 3,710,000,000 usuarios.

* Todos los días se envían/reciben 269,000,000,000 emails. ¡3.1 millones cada segundo!

* En promedio, una persona recibe 88 correos al día y envía 34.

¿Cómo pueden destacar sus correos? Repasemos seis consejos de usuarios de Boomerang, una herramienta de productividad de Gmail que tiene más de mil millones de cuentas. Apúntelos:

1. Escriba como si estuviera en tercero de primaria. Al grano. Directo y sin rollos. Simpleza, palabras sencillas. Por cierto, Boomerang tiene evidencia cuantitativa: un email escrito con un nivel de tercero de primaria tuvo un 53% de tasa de respuesta, y uno de nivel “carrera” apenas 39 por ciento.

2. Escriba con emoción. Pero, OJO, sin exagerar. Sentimientos moderadamente positivos o negativos obtuvieron entre 10 y 15% mejores tasas de respuesta. Sin embargo, si se traspasa un límite, el efecto es adverso.

3. El tamaño sí importa. ¿El ideal? Un email de entre 50 y 125 palabras tiene una tasa de respuesta superior al 50 por ciento. Por ejemplo, un correo con 500 palabras baja a 40 por ciento. Ah, y uno con 10 palabras, apenas un 36 por ciento. Por cierto, 125 palabras son dos párrafos normales más una oración para cerrar.

4. Vaya al grano en el “Asunto”. El “Asunto” es el elemento más importante para “ganchar” lectura en un email. ¿El número ideal de palabras? 3 o 4. Ah, emails sin “Asunto” apenas fueron respondidos el 14% de las veces. No lo olvide.

5. Pregunte. Un cuestionamiento provoca que el receptor tome alguna acción. ¿El número ideal de preguntas? Entre una y tres, con una tasa de respuesta del 60 por ciento.

6. Opine. La verdad, al comunicar siempre privilegio claridad sobre cualquier otra cosa. Pero, ¿sabe qué? Boomerang comprobó que incluir puntos de vistas subjetivos en su correo ayuda a una mejor tasa de respuesta. ¿Mi recomendación? Opine con datos.

Excelentes y prácticos. Agregaría uno más: reflexione antes de escribir, particularmente en asuntos importantes y en correos breves. Escriba, revise y reescriba. Ah, y consulte a alguien que respete en comunicados claves.

Pasemos a un tema relacionado: las [email protected] por email (o WhatsApp). Quizá le ha tocado presenciarlas o vivirlas. En inglés esto tiene un término: “flaming”, la tendencia a perder la etiqueta al usar el email en lugar de una llamada o charla en persona.

De acuerdo con un artículo del New York Times, el “flaming” tiene un nombre en la sicología: “el efecto desinhibidor online”. John Suler explica tres factores que lo provocan: el anonimato de la red, el ser “invisible” físicamente y el rezago entre el envío y la respuesta.

El profesor universitario asegura que la desinhibición puede ser benigna –perder la timidez– o tóxica: el “flaming”. ¿Cómo evitar una [email protected]? 10 consejos del consultor Michael Hyatt:

a) Entienda la diferencia entre “TO” y “CC”. Mientras más gente reciba su correo, menos le pondrán atención. No abuse del “CC”.

b) Corto y al punto. Empiece por lo importante.

c) No trate temas diversos en un solo email.

d) Cuide su tono. Evite el sarcasmo.

e) No use el correo para criticar. Si critica, nunca incluya “CC”.

f) ¿Está enojado? Escriba y deje pasar una hora.

g) No abuse del “Reply to All”.

h) No use el “CC” con jefes para presionar. Escalar un problema por email puede ser muy dañino.

i) No escriba TODO EN MAYÚSCULAS. Equivale a GRITAR. A nadie le gustan los gritones.

j) No mande o dé “forward” a correos difamatorios, insultantes, racistas u obscenos.

Es vital hoy saber usar el email y el WhatsApp. Espero que estos consejos le ayuden para que nunca [email protected] sus correos y mensajes.

Posdata. Pésimo Ildefonso Guajardo al bravuconear sobre “no cambiaremos nada” en las reglas de origen automotrices en el TLC. ¿Por qué no esperar a que se negocie? Al negociar, el timing es clave. Hay que elegir cuándo y cómo pintar rayas en la arena. Es demasiado temprano para provocar al “bully” de Trump.

EN POCAS PALABRAS

“Un sabio habla porque tiene algo que decir. Un tonto habla porque tiene que decir algo”.

Platón
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2