×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
05 Agosto 2017 04:00:00
¿Qué pasó con la inflación?
Bueno, como todos ustedes saben, la inflación es el proceso provocado por el desequilibrio entre producto y demanda, el cual causa ya sea una subida continua de precios de la mayor parte de productos y servicios, o una pérdida del valor del precio para poder adquirirlos. Ya aprendieron un nuevo concepto, pero ¿en términos cristianos? pregunta doña Juanita: “Compro una casa a principio de año y cuánto me cuesta a principios del próximo año”. A doña Juanita le venden un estambre en 10 pesos en enero de 2017 y en enero de 2018 le va a costar 11 pesos, entonces hubo una inflación de 10 por ciento.

¿Por qué les comento esto, mis queridos seis lectores? Porque a junio de este año llevamos una inflación acumulada de 8.57 por ciento. Ustedes me dirán: “No es nada”. ¡Pero claro que lo es! Si usted compraba con 10 mil pesos ahora va a comprar con 10 mil 857 pesos y su sueldo no subió, lo peor del caso es que las economías con las que estamos haciendo tratos, como Canadá y Estados Unidos, tienen inflaciones de 1 a 2 por ciento. Y ustedes dirán: “No pasa nada”.

Es importante señalar que la inflación es un monstruo de todos los bienes y servicios que se ofertan en la economía. En cuanto a los sectores, la inflación al consumidor se vio en 9.43%, en las actividades primarias, en 8.10%; en las secundarias, en 23.86%; en la construcción, en 11.32%, y en manufactura, en 7.12%, por lo que en general todo ha subido. Y la raíz de esta inflación, señores, se llama gasolinazo, aunado al incremento de la electricidad, por lo que todos los sectores de la economía se ven afectados.

Lo más peligroso es que se frena el consumo interno y a su vez viene el estancamiento en todo: en educación, compra de maquinaria, viajes… Se desacelera todo y cuando decimos todo, es todo. A nosotros, como Región Sureste de Coahuila, con una vocación automotriz, nos ha afectado la desaceleración en las ventas de autos nuevos y de bienes duraderos como lavadoras, secadoras y refrigeradores, todo lo que dura un buen rato. Inclusive los préstamos bancarios desaparecen por las altas tasas y nos cuesta más el dinero.

Como que el Gobierno no midió las implicaciones de subir de golpe la gasolina y los energéticos; se lo van a cobrar a los partidos en 2018.

¿Y ustedes qué piensan?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add