×
Silvia Guadalupe Garza Galván
Silvia Guadalupe Garza Galván
ver +
Senadora Silvia Guadalupe Garza Galván
Partido Acción Nacional
Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es miembro honorario del Colegio de Biólogos de México. A nivel local ha ejercido diversos cargos, entre ellos el de Directora de Ecología, Parques y Jardines y Fomento Agropecuario del Municipio de Monclova, Coahuila (1997-1999), su ciudad natal. Asimismo, fue Delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (2008-2011) en Coahuila, en donde sus principales acciones se concentraron en controlar la tala forestal clandestina en las sierras de Coahuila; conservar las Áreas Naturales Protegidas así como la fauna endémica y exótica; inspeccionar y sancionar a las industrias; verificar los residuos peligrosos y especiales y hacer un inventario de los pasivos ambientales del Estado. Inició su trayectoria legislativa en el H. Congreso de Coahuila de Zaragoza, fungiendo como Diputada en la LVII Legislatura (2006–2009), en cuya oportunidad participó en las Comisiones de Medio Ambiente, Equidad de Género, Energía y Minas y presidió la Comisión del Agua. Como resultado de su actividad legislativa se impulsó una nueva Ley del Agua, la Ley de Protección a la Maternidad, así como reformas a diversos artículos del Código Penal. A nivel federal se desempeñó como Miembro del Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable-Región Noreste y Región Centro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003-2004), y ocupó el cargo de Senadora de la República en las LXII y LXIII Legislaturas (2012-2018), siendo la primera Senadora en la historia de Coahuila en haber sido electa por el principio de mayoría. En tal carácter se desempeñó como Presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Recursos Hidráulicos, así como de Derechos Humanos, colaborando como integrante de la Comisión de Agricultura y Ganadería, y del Parlamento Latinoamericano en las Comisiones de Medio Ambiente y Turismo. Asimismo, ha sido Consejera Nacional del Partido Acción Nacional, Miembro de la Comisión Permanente de su Comité Ejecutivo Nacional, así como Coordinadora Nacional de Desarrollo Sustentable, y Coordinadora de Medio Ambiente de la Coalición Por México al Frente. Actualmente es Diputada Federal en la LXIV Legislatura, responsabilidad desde la que continúa trabajando por el bienestar de las y los mexicanos. Dirección: Cámara de Diputados, Oficina 64, Edificio H, Piso 2, Avenida Congreso de la Unión 66, Colonia El Parque, Delegación Venustiano Carranza, C.P. 15960, Ciudad de México, 50-36-00-00, ext. 59866. Página web: https://silviagarza.com.mx/ Correo: [email protected] Facebook: Silvia Garza Diputada, Twitter: @Silvia_Diputada, Instagram: @Silvia_Diputada

" Comentar Imprimir
18 Junio 2017 04:00:00
¿Qué pasó en Allende?
Tras semanas de mucha indignación tras las fechorías que siguen cometiendo y perpetuando los del PRI, esta semana se dio a conocer un reportaje para National Geographic y ProPublica que abre una herida profunda en el corazón de Coahuila. Ginger Thompson realizó una investigación sobre el terrible caso de Allende para llegar a conclusiones que, si bien no son sorprendentes, ciertamente ahondan el profundo sentir que dejó la matanza de Allende.

En su reportaje, Ginger Thompson asegura que testimonios y otras pruebas que recabó indican que la Agencia de drogas de los EE.UU, o DEA, por sus siglas en inglés, tienen responsabilidad directa en lo ocurrido ese terrible día de 2011.

Se asegura que los agentes de la DEA proporcionaron información clave a la Policía mexicana a través de la Unidad de Operaciones sensibles y no sorprendentemente, la colusión entre el narcotráfico y la Policía, la información a su vez fue filtrada a un grupo de la delincuencia organizada para dar el pitazo sobre una traición que culminó con la matanza que aún nos duele y de la que seguimos sintiendo los estragos.

Duele aún más cuando salen otros reportes que sugieren vínculos ente el narcotráfico y el Gobierno estatal, enriquecimiento ilícito y otros temas que hemos hablado en esta columna con anterioridad.

El dolor se agrava más cuando vemos una vez más que una operación estadunidense acaba con una masacre, tal como muestra con claridad total los datos que se han filtrado sobre la operación Rápido y Furioso. En esta ocasión, la operación se denomina “Too legit to quit” (demasiado legítimo para rendirse), desde Dallas, Texas.

Esto muestra como las consecuencias de las terribles acciones que han acontecido en Coahuila y en México en los últimos años se siguen viviendo a diario. En este caso, y el momento en el que se publica este reportaje de Thompson, nos muestra todo lo que está mal en nuestro gran estado.

Vemos la intervención de agencias estadunidenses que, como la historia nos lo ha hecho ver una y otra vez, sus acciones terminan en un gran número de muertes, golpes de Estado, dictaduras a lo largo de Latinoamérica. Esta vez, no podemos culpar a Trump, puesto que los acontecimientos de Allende ocurrieron antes, en tiempos de Obama. Barack Obama queda ahora como una dulce memoria de un presidente sensato que entre otras cosas, logró juntar la voluntad para la firma del Acuerdo de París, ganar el Premio Nobel, entre otras cosas.

A su vez, en la Administración de Obama se vivieron fuertes intervenciones militares que acabaron en un gran número de muertes por culpa de drones que mataron a un gran número de civiles. También, en tiempos de Obama se dio el mayor número de migrantes ilegales deportados en la historia de EU, alcanzando los 2.8 millones de deportados. Por otro lado, mientras alentaba el Acuerdo de París, impulsaba con su otra mano el fracking a lo largo y ancho de su país. Él es el responsable de las operaciones Rápido y Furioso y “Too legit to quit”. Tal vez por el efecto psicológico que ha tenido Trump es que ahora vemos al Gobierno de Obama como un buen recuerdo.

El gran punto a darnos cuenta, es que sin importar la Administración y de forma histórica, las operaciones encubiertas estadunidenses acaban en tragedias de las que jamás se responsabilizan. Al mismo tiempo, tenemos una gran obsesión por mantener al vecino del norte no sólo como al socio principal, sino casi el único. Ahora, con Trump vemos las consecuencias de doblar las manos y mantener ese terrible servilismo para con ellos. Mientras el mundo diversifica sus portafolios comerciales, México pierde cada nueva ronda de negociación comercial, como ocurrió recientemente con la negociación del azúcar entre México y EU debemos diversificar urgentemente a nuestros socios comerciales, voltear hacia Latinoamérica, a Europa y a Asia. Dejar de depender de un mal socio y de un país con una fuerte influencia en la matanza de Allende.

Los otros elementos en juego que vemos con este reportaje es la corrupción, la colusión e impunidad que sugieren los vínculos que se investigan entre el narcotráfico y los gobiernos locales en esta década. Finalmente el PRI es quien está detrás de la corrupción y colusión. El mismo PRI que ha saqueado nuestra tierra por décadas y que ahora roba elecciones y quiere secuestrar a Coahuila otro periodo más. Y mientras el narcotráfico y el crimen organizado se mantienen arraigados a lo largo y ancho del país dejando un campo sembrado de muertes violentas.

La impugnación de la elección en Coahuila ha comenzado, las investigaciones seguirán mostrando la terrible verdad detrás de los hechos acontecidos en Allende y de muchos otros casos que permanecen callados y también nos mostraran todos los responsables detrás de estas acciones.

La investigación sobre Allende de la que hablo aquí es un clara advertencia de por qué no debemos dejar que el pasado sea enterrado y la impunidad sea limpiada con el paso del tiempo. No olvidemos de todo lo que este Gobierno y otros son responsables. En tiempos de elecciones ellos precisamente necesitan la corta memoria del padrón electoral para mantenerse en el poder.

Hace apenas unos meses luchaba yo todavía, a seis años de lo acontecido en Allende por garantizar el bienestar de los huérfanos que dejó la matanza; ahora vemos los resultados de la investigación y responsables detrás de la matanza mientras se roba el PRI otra elección. Parece un eterno retorno a todo aquello terrible que hemos tenido que vivir.

No olvidemos el pasado y luchemos por el presente. No son los mejores tiempos, pero Coahuila debe ser fuerte y mantener adelante en pie de lucha y remembranza del pasado.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2