×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
16 Marzo 2018 04:00:00
¡Que viva la izquierda!
La semana pasada fui testigo presencial del XXII Seminario Internacional denominado Los Partidos y una Nueva Sociedad, llevado a cabo en la Ciudad de México, los días 8, 9 y 10 del presente mes, evento organizado año con año por el Partido del Trabajo de México.

En la citada reunión de partidos de la izquierda mundial, se escuchó un sinnúmero de posicionamientos de las más representativas organizaciones comunistas y socialistas del mundo, entre las cuales destacaron las expuestas por los representantes de los partidos comunista de Alemania, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, Corea, Cuba, República Dominicana, El Salvador, Ecuador, Rusia, Libia, Moravia y Bohemia, Nicaragua, Paraguay, Partido Perú, Uruguay, Palestina, País Vasco, Puerto Rico, Vietnam, Venezuela y, desde luego, México, a través del dirigente nacional del Partido del Trabajo de México, quien fungió como anfitrión.

Muy en armonía con sus ideales comunistas, los asistentes a dicho evento reiteraron su apoyo a la lucha del pueblo palestino y al de la República Árabe Sarahui; pugnaron por el restablecimiento de los derechos sociales y democráticos violados por los gobiernos derechistas de Honduras, Brasil y Argentina y rechazaron la suscripción del Tratado Transpacífico.

De igual forma, ratificaron la Declaración de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, reconociendo la importancia que tienen estos, en los momentos actuales, en la que aseguran existe una ofensiva contrarrevolucionaria contra los pueblos de la región, la cual pone en riesgo el proceso de paz que se vive en Colombia.

Sin temor alguno, aprobaron una resolución de apoyo a la Revolución Bolivariana de Venezuela y a su presidente, Nicolás Maduro, y objetaron la posición del Gobierno de Perú de impedir la presencia del Presidente venezolano en la próxima Cumbre de las Américas, al punto de asumir como propia la Declaración Final de la XV Cumbre del ALBA -TCP celebrada el pasado 5 de marzo en Caracas.

Al final, este resquicio de comunistas del mundo, que parecieran haber salido de sus tumbas, manifestaron su respaldo a la supuesta lucha del pueblo boricua por su independencia, para rematar convocando al mundo para la conformación de un tribunal antiimperialista el próximo octubre tanto en Washington como al frente de todas las embajadas norteamericanas del mundo, para reclamar los derechos de Puerto Rico.

Careciendo de toda difusión, esta cumbre de expresiones de la izquierda comunista y socialista del mundo se desarrolló en un marco de desaliento ante la ineludible aceptación de que los ideales revolucionarios están en franca agonía, al menos para los periodistas internacionales, los cuales se empecinan en denostar y sepultar de manera anticipada a la izquierda política mundial.

Así pues, y sea o no cierta la muerte de la izquierda en el mundo, lo cierto es que hablar de la extinción de la misma nos debe conducir directamente también a considerar el enorme daño que se ocasionará a la política mundial a la cual quitaríamos su único contrapeso, por lo que al sepultar los ideales de la izquierda, sufriremos sin duda, otra muerte de mayor envergadura: la muerte de la política misma. Mejor: ¡Que viva la izquierda!, y que con ella vivan los ideales revolucionarios que tanta falta hacen a nuestros políticos actuales.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2