×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
19 Julio 2018 04:00:00
Querida Abuela Dolida
QUERIDA ANA:

Una hija tiene dos hijos cuates de 16 años. Viven en otra ciudad. Cada año me recuerda cuando cumplen años. No es necesario porque siempre les mando regalos y de un tiempo para acá mejor efectivo. Quisiera poder decirle que quiero mucho a mis nietos, pero no es así. Han sido muy consentidos, son chiflados, egoístas y muy hipócritas, o mejor dicho, falsos. Los dos están excedidos de peso y llenos de excusas para no ponerse en forma. Eso me duele mucho y también haber comprendido que ellos son el retrato de su mamá. Los hijos siguen el ejemplo de los padres. Nunca les enseñaron a decir “gracias”, a mí y he sabido que a nadie. Sería feliz si recibiera una señal de gratitud o cariño directa del corazón antes de morirme. ¿Habrá casos como el mío? Estoy dolida. Disculpe.

ABUELA DOLIDA

QUERIDA ABUELA DOLIDA:

Estoy segura que su carta dio en varios nervios. He recibido otras en el mismo sentido. Mientras es verdad, otras personas aprenden por su cuenta las delicadezas de la vida cuando crecen. O simplemente aprenden de la experiencia en sociedad. Qué triste que sus nietos no lo hayan hecho. Lo lamento.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2