×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
06 Junio 2019 04:03:00
Querida Ana
Soy una mujer divorciada y con tres hijos entre 5 y 10 años de edad. Me casé nuevamente con un hombre también divorciado, pero que no tuvo hijos con su primera esposa. Nos sentimos felices todos, los niños lo han aceptado bien desde antes de casarnos. Ellos siempre han sido traviesos e inquietos, pero han sido más desde que nos casamos. Yo siempre he sido exigente con ellos y ahora especialmente, ya que quisiera que se portaran mejor. El niño mayor ha entendido bastante y ha mejorado, pero no lo suficiente y sus hermanos siguen igual.

Ahora yo quisiera que mi esposo me apoyara en disciplinar a los niños, y se lo pedí, pero él se rehúsa, dice que es demasiado pronto para ello, pues tenemos solamente tres meses de casados. ¿Verdad que no es la manera de acercarse a la familia y de integrarse con nosotros? ¿Está en lo correcto o se está equivocando? Espero tu respuesta. Muchas gracias.

MARIAH


QUERIDA MARIAH:

Tu esposo está actuando correctamente, pero también se está equivocando, según mi opinión. ¿Cómo puede ser eso? Mira: está equivocado porque al casarse contigo, que tienes tres hijos, instantáneamente se convirtió en padre. Pero también está en lo cierto porque necesita algo de tiempo para establecer un vínculo positivo con tus hijos. Ciertamente él debería apoyar las reglas tuyas y apoyarte cuando tomes acción, pero ahora no es tiempo aún para que él aplique métodos disciplinarios. Tú no has de querer que los niños vean a este nuevo hombre que forma parte de sus vidas, como el “hombre malo”.

Los niños necesitan tiempo para adaptarse al cambio. A veces adaptarse a un nuevo padre puede tomar varios años. Tú y tu esposo se divorciaron, pero igual si tu esposo hubiera muerto, su ausencia ha creado una sensación de pérdida y tal vez hasta de enojo, y los niños necesitan y deben tener tiempo para adaptarse. Para ellos es difícil, aunque parezcan estar muy felices.

Comparte tus pensamientos y tus inquietudes con tu esposo. Anímalo a que pase el mayor tiempo que pueda con cada uno de tus hijos, con un avance lento, que lo haga poco a poco. Lo más que aprenda y conozca de ellos, y ellos de él, se fortalecerán las líneas de confianza y comunicación entre ellos.

Mientras más pronto los niños sientan que tu esposo intenta ser cariñoso, amable y apoyador, más pronto se sentirán listos para darle una completa bienvenida en sus corazones.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2