×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
19 Junio 2019 04:00:00
Querida Ana
QUERIDA ANA:

Estoy a punto de divorciarme después de 23 años de matrimonio. Tuvimos dos hijos, una hija y un hijo. Mi hija, que es la mayor, hace dos semanas me informó que está embarazada. Y quiere casarse en lugar de continuar su carrera en la universidad. Como ve, la cosa está bastante complicada y con lo que voy a decirle, va a comprender que se pone peor.

Desde que me separé de mi esposa vivo en otra ciudad de donde viví siempre con ella y mis hijos, y no he estado involucrado ni en el problema de mi hija ni en los planes de la boda. Mi esposa me dijo que la boda se llevará a cabo después de que nazca el bebé y nuestra hija “haya recuperado su figura”. Y que la boda no será pequeña ni íntima (como yo pensaba por las circunstancias) y que ya andan buscando lugar apropiado para acomodar su lista de invitados, que será de 500 personas.

Le pregunté a mi hija por qué tantos invitados y me dijo que cada invitación equivale a un regalo (¡!). Mi hija está enojada conmigo porque me separé de su madre y me salí de la casa. Hablo con ella sólo cuando la llamo, ella nunca me llama. Pero sí quiere que yo pague todos los gastos de la boda y francamente yo no tengo ningún ahorro y sí muchas deudas.

Comprendo que tanto mi hija como mi esposa quieran una boda hermosa, pero también deberían comprender que no soy rico y conocen mi situación. Además yo opino que ella debería casarse antes de que nazca el bebé y que tengan una pequeña boda. Aunque fuera antes o después de que nazca el bebé como ella desea.

Estoy apesadumbrado por esta falta de consideración hacia mi situación, pienso que es más importante para ellas una fiesta que la tradición sagrada del matrimonio y también que lo difícil de mis condiciones económicas que ellas conocen perfectamente.

Además opino que mi hija perdió el privilegio de una boda formal o más grande cuando se embarazó fuera del matrimonio.

Quiero muchísimo a mi hija y no estoy seguro si estoy siendo racional acerca de lo que pienso o muy chapado a la antigua. Necesito una opinión imparcial y sabia como la suya. Por favor ayúdeme, y que sea pronto, si puede. Muchas gracias.


RAFAEL AGOBIADO

QUERIDO RAFAEL:

Quizás le digan que está chapado a la antigua, pero me parece bastante extraño que una futura novia que está embarazada, quiera posponer su boda hasta que nazca su bebé y “recupere su figura”. Pero en fin.

Sin embargo, creo que lo que más le está afectando –y mucho– no es tanto la desconsideración de su esposa e hija, sino la falta de dinero de que usted adolece. Y mi sugerencia es que simplemente les diga que les dará cierta cantidad de dinero y que pueden planear las celebraciones alrededor de esa cifra o que manejen algo diferente, basados en lo que pueda aportar el novio o sus padres.

Y no se angustie tanto. Usted ofrece y da lo que puede y lo que tiene. No va a robar un banco para hacer una boda de película. Ellas deben ajustarse a ello. Y punto. Un saludo afectuoso para usted.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2