×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
23 Junio 2018 04:00:00
Querida Ari
QUERIDA ANA:

Te escribo para pedirte un consejo. Espero que por favor puedas ayudarme. Tengo 16 años y tuve un novio de 18. Lo quería, pero dejé de quererlo porque es muy celoso, aunque también era bueno y respetuoso. Al final de nuestro noviazgo conocí a un muchacho que también tiene 18 años y que tiene muchos problemas. Él me confiaba todo lo que le pasaba y sentí mucha compasión, porque además de sus problemas, tiene un gran complejo de inferioridad y traté de ayudarlo.

Así pasaron algunas semanas y cuando creí que había logrado que no estuviera tan deprimido por sus problemas, ahora me dice que le gusto. Pero el problema es que a mí no me gusta él. Viene casi todos los días, me invita a cenar y al cine, pero no acepto. Es muy amable y correcto, pero el gran problema es que casi todos en el barrio creen que es mi novio, porque ven que viene todos los días y han empezado a hablar de mí.

Yo quiero disfrutar mi juventud, tener muchos amigos, pero ¿cómo saber quiénes son buenos? ¿Qué hago con mi exnovio? ¿Y qué hago con este otro muchacho que insiste, pero a mí no me gusta ni siento que lo quiero?

Te pido un consejo porque no tengo a quién pedírselo. Mi mamá está en el cielo.

ARI

QUERIDA ARI:

¿Por qué me preguntas qué haces con tu exnovio? Dices que terminaste con él porque habías dejado de quererlo por celoso, a pesar de ser bueno y respetuoso. Pensé que era un capítulo cerrado para ti, pero si has comprendido que tu cariño hacía él puede soportar sus celos, puedes intentar llamarle. Es probable que tu ausencia le haya servido para comprender que con sus celos puede perderte definitivamente y si te quiere, quizás trate de cambiar.

En cuanto al joven que has ayudado y que te pretende, debieras hablar con toda claridad con él. Tú le has ayudado a tratar de superar sus problemas, pero no vas a convertirte en su novia por lástima. No le digas esto, pero es una realidad. Decir noviazgo es decir amor y tú no lo sientes por ese muchacho. Dile francamente que tú no lo amas y que es mejor que comience a espaciar sus visitas pues está perjudicándote su asiduidad. Que pueden continuar siendo su amiga y que tratarás de ayudarlo siempre que esté a tu alcance hacerlo.

Deseo que todo te resulte bien. Y siempre que lo necesites, aquí estoy para ti.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2