×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
08 Agosto 2018 04:00:00
Querida CDMX
QUERIDA ANA:

Tengo una hija de 16 años y es la clase de jovencita que toda madre quisiera tener por hija. Es respetuosa, considerada, cariñosa, se porta bien y es una excelente estudiante. Mi dilema es si debo o no pagarle por hacer algunas tareas domésticas sencillas que le pido que haga en casa. Ella de buena gana me ayuda, no se queja ni se enoja, pero a veces no lo hace bien. Lo único que yo podría decir que en momentos me disgusta un poco es que me pide muchas cosas: zapatos, blusas, algunos cosméticos o adornos para el cabello, etcétera. Nunca me exige, sólo me pide.

Le he dicho que si hace un mejor trabajo en esas sencillas tareas domésticas, le daré algún dinero para sus gastos. Es tan buena niña que siento que merece ser recompensada, pero también quiero que aprenda que debe hacer bien las cosas si quiere que le pague. Así será la vida cuando crezca, así que quisiera que aprendiera esa lección ahora. Apreciaría cualquier consejo tuyo.

CDMX

QUERIDA CDMX:

Tu hija está en la edad en que todo les gusta y quieren tener de todo. No la culpes por ello. Pero sí que aprenda que debe frenar un poco sus deseos. La idea de darle una recompensa económica por las tareas domésticas en las que te ayuda me parece muy buena. Los hijos también deben aprender el valor de cooperar con las tareas domésticas, pero también aprender que deben hacerlas bien. Dile que Calidad es hacer bien las cosas desde la primera vez. Y que los trabajos de cualquier tipo deben hacerse bien. Es una lección que la beneficiará para el resto de su vida.

La cooperación en los trabajos de la casa no debieran ser pagados, pero tu hija merece, por su comportamiento en general, recibir una recompensa. Eso siempre será un aliento.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2