×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
30 Agosto 2018 04:00:00
QUERIDA CUÑADA DESESPERADA:
Te escribo a ver si puedes ayudarme. Estoy casada con un hombre que tiene un solo hermano. Sus padres ya no viven y sucedió que el hermano se separó de su esposa y le pidió a mi esposo que le permitiera venir a vivir con nosotros durante unos días mientras se reponía emocionalmente y también conseguía un departamento donde vivir. Me preguntó mi esposo qué me parecía y yo le dije que estaba bien.

¡Qué error¡ Mi cuñado tiene 4 meses viviendo con nosotros y aunque yo le he avisado de varios departamentos de una y dos recámaras, bastante buenos, no caros y en buenas zonas, solamente ha ido a ver dos y los otros ni caso hizo y de esos dos dijo que no le habían gustado, porque estaba uno muy sucio y el otro todo manchado de las paredes.

Yo le dije que el sucio podía limpiarlo, que yo le ayudaría o podría solicitar los servicios de una agencia de limpieza y lo dejaban listo en un día. Y en el otro, pedirle al dueño o dueña que lo mandara pintar o él mismo lo pintara con rodillos, que es muy rápido y termina pronto. No me dijo nada y así han seguido las cosas.

Le he dicho a mi esposo que ya no soporto que él siga en mi casa, pues tengo sólo tres recámaras.

En una dormimos mi esposo y yo y en cada una de las dos dormían cada uno de los niños pero al venir él juntamos a mis dos hijos para que él ocupara la recámara de uno de ellos. También los niños están desesperados. Mi esposo me dice que se le hace feo correrlo, que lo haga yo, pero no me he animado. ¿Qué me aconsejas Ana? Espero con ansia tu respuesta.

CUÑADA

DESESPERADA

QUERIDA CUÑADA

DESESPERADA:

Voy a relatarte en pocas palabras lo que hizo una amiga mía que estuvo en la misma situación que tú.

Un día, cuando su esposo y ella regresaron de un viaje relámpago de dos días que hicieron para ver al padre de ella que estaba enfermo, encontraron la casa hecha un asco y había habido un cortocircuito en algún lugar de la casa y no había ni luz. Ella no tenía hijos entonces, así que el cuñado se había quedado solo. También tenía varios meses viviendo con ellos.

El cuñado ni siquiera se había preocupado por buscar a un electricista para que viera qué había pasado y ni siquiera había lavado los platos donde había desayunado, comido y cenado los dos días que ellos estuvieron fuera.

Había comprado la comida, pero los platos, vasos, tazas y cuchillería estaban amontonados en el fregadero de la cocina.

En ese momento mi amiga le dijo a su cuñado que le daba dos días para irse a donde fuera. Él le pidió que lo esperara una semana, pero ella le dijo que no, que tenía 48 horas para salir.

El hombre consiguió departamento y se fue antes de que se cumpliera el plazo que ella le dio. Ella está segura de que él comprendió que ella tenía la razón, porque siguieron siendo buenos amigos y lo son hasta la fecha.

Pon un plazo (tú sabrás cuál) para que tu cuñado se vaya y dile con firmeza que no aceptas ni un día más de ese plazo para que él se vaya de tu casa. Dile que lo aprecias y tu esposo e hijos lo quieren mucho, pero que nadie está cómodo en la casa.

Te aseguro que el hombre va a conseguir donde vivir y se ira quizás antes de lo que le indiques. Eso espero por el bien de todos.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2