×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
05 Septiembre 2018 04:00:00
QUERIDA DOÑA:
Tuve un único hijo, el que se casó hace varios años con una muchacha que tenía fama de “liviana”. Con toda franqueza debo decirle que eso no me emocionaba nada y lloré bastante, pero nunca delante de mi hijo y siempre callé mi opinión. Jamás le dije mi opinión a él ni mencioné nada de lo que yo sabía y que, como nunca falta gente así, me comentaron varias personas conocidas.

Sin embargo amiga, no era su “fama” o como era ella lo que la hizo una mala esposa, sino su inmadurez. Tuvieron un matrimonio difícil, con más bajadas que subidas, pero gracias a Dios no tuvieron hijos. Finalmente ella un día decidió irse con otro hombre y sin decir “agua va”, se fue. No puedo decirle que mi hijo se quedó feliz. Sentí que le dolió, no sé si porque aún la quería o por la humillación, pero francamente creo que fue para bien.

Acerca de ella, yo nunca hablé mal ni hice ninguna expresión delante de mi hijo, y por consiguiente siempre mantuve una buena relación con mi hijo. Un día me dio las gracias por no criticar a su esposa. Eso le permitió poner en perspectiva los defectos de ella y no culparme cuando su matrimonio fracasó.

Y ahora, ¿qué cree? Mi hijo está comprometido con una maravillosa mujer y tanto él como yo estamos muy emocionados. Se conocieron hace poco más de un año y se llevan muy bien. Ella es soltera, es profesionista y tiene un trabajo excelente. Tiene a sus padres y dos hermanos. Me visita con regularidad y es muy cariñosa y atenta.

Por favor dígales a sus lectores que sean padres, que no enajenen a sus hijos porque no aprueban a sus compañeros. Yo lo comprobé. Gracias por su amabilidad. Felicitaciones por su columna.

DOÑA

QUERIDA DOÑA:

Los padres tienen una mayor influencia en sus hijos si no intervienen directamente en los problemas y en la vida que ellos elijan. Y eso está plenamente probado en el caso de usted y su hijo. Quizás muchos lectores no estén de acuerdo, pero si lo piensan detenidamente y con deseos de hacer bien las cosas, actuarán con la misma prudencia que actuó usted. La felicito por su sabia actitud.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2