×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
15 Marzo 2019 03:10:00
Querida endeudados
Me apena mucho escribirle para contarle esto. Mi papá tiene 69 años y mi mamá 62. Mi papá, aunque debería estar ya jubilado o estar planeando su jubilación, tiene dos empleos y mi mamá trabaja medio tiempo. Ellos tuvieron siete hijos y por educarnos (todos somos profesionistas) y darnos lo mejor que pudieron, sus finanzas no son buenas. Tienen deudas, no enormes, pero mi papá tiene que estar pagando cada mes sus cuentas.

Si mi papá se jubilara y mi mamá también, porque ella ha trabajado toda su vida, podrían vivir con lo de su jubilación, pero el problema también es que a mi mamá le encanta comprar cosas frívolas, tanto para ella como para los demás. Y otra cosa tremenda, muchos fines de semana se va con otras señoras a Monterrey a los casinos y sus gastos se salen de control. A mis hermanos y a mí nos preocupa que si continúa gastando así, mi papá nunca va a tener descanso para poder conservar su salud y disfrutar los años que le quedan de vida.

Hemos pensado mis hermanos y yo cooperar con dinero, pero sabemos que cualquier dinero será poco para mamá y ella debería cooperar para el gasto de la casa como son los recibos de los servicios y comida. Gracias a Dios tienen su casa propia, pero si le decimos algo a mamá sobre este asunto, va a recordarnos lo difícil que fue criar siete hijos al lado de un alcohólico (mi papá está rehabilitado totalmente desde hace 22 años).

Pero ahora ella es la que necesita salir del vicio del juego y de ser una compradora compulsiva, que pienso es otro vicio. Queremos y respetamos muchísimo a mamá, pero tenemos miedo de que si continúa así no habrá fin para eso. Es un peligro con las tarjetas de crédito. Hasta puede poner en peligro la casa que es lo único que tienen.

Necesitamos un consejo sincero y acertado. Muchas gracias por su ayuda.

ENDEUDADOS


QUERIDA ENDEUDADOS:

Ha llegado el momento de intervenir. Confisquen las tarjetas de crédito de su mamá, aunque ella se defienda como ha acostumbrado o reaccione con enojo, y llévenla a terapia sicológica, porque el comportamiento que describes no me parece una sencilla afición, ni al juego ni a las compras y ella necesita ayuda.

Deseo sinceramente que esta peligrosa y triste situación familiar se resuelva de manera favorable y sin consecuencias desagradables.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2