×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
15 Febrero 2018 04:00:00
Querida Esposa Sola
QUERIDA ANA:

Tengo 42 años y estoy casada. He trabajado en la misma compañía por muchos años contratando al personal. Una vez al año, no en vísperas de Navidad, sino pasando la Semana Santa, los patrones organizan una fiesta para todos los empleados y sus cónyuges. Me encanta ir porque conozco a todos y todas y me da la oportunidad de conocer a las esposas o esposos de las personas con quienes trabajo.

El problema es mi marido. Él odia ir a estos eventos. Dice que no tiene nada en común con mis compañeros de trabajo o los demás que asisten y no se siente cómodo socializando con ellos. Yo digo que puede encontrar algo de qué hablar con alguien. Me ha acompañado siempre y ha encontrado con quien conversar pues hay algunos compañeros que tienen la misma profesión que él, y además siempre están los deportes, que es un tema sobre el cual puede hablar hasta dormido.

Las otras veces que me ha acompañado se ha quejado de que no le presto atención y se siente incómodo quedándose solo. Yo circulo, pero siempre procuro presentarlo con quienes no conoce y trato de meterlo en las conversaciones con las personas que conoce por primera vez. Este año insiste en que yo vaya sola y me siento decepcionada. No quiero mentir a mis patrones y compañeros sobre el motivo por el que estoy sola, porque no podría decirles el verdadero motivo acerca de porque él no quiso ir. Lo que me fastidia es que yo siempre lo acompaño cuando son las reuniones de su trabajo y muchas veces me quedo sola con una sonrisa congelada en mi cara. Pero al menos estoy allí para mi marido. Por eso me pregunto: ¿Por qué no hace lo mismo por mí y me acompaña? ¿Me doy por vencida y voy sola? Gracias por el consejo.

ESPOSA SOLA

QUERIDA ESPOSA SOLA:

Tú esposo ha hecho lo mismo por ti varios años y no se ha sentido cómodo. Acepta su decisión en esta ocasión y asiste sola este año. Estoy segura de que él estará agradecido. Si te preguntan por su ausencia diles a tus compañeros o patrones que “él tenía otros planes previos”, no tienes que decir que los verdaderos planes son estar en pijamas viendo televisión.

Si alguien manda saludos para él, pásale el mensaje y quizás si él sabe que extrañan su ausencia, se sentirá más cómodo en otra ocasión.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6