×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
10 Febrero 2018 04:00:00
Querida ¿exagero?
QUERIDA 0ANA:

Alguna vez leí en su columna su opinión o consejo acerca de cuestiones de etiqueta o correcto comportamiento en sociedad o con los demás. Por eso me estoy permitiendo molestarla al pedirle consejo en dos situaciones que me han sucedido últimamente y que me dejaron molesta. Espero que no sea para usted también molesto que le pida eso. Le anticipo las gracias si puede responderme. Le mando saludos afectuosos. Se trata de lo siguiente:

Hace dos semanas fuimos mi esposo y yo con otras dos parejas a un restaurante muy bueno, pero algo caro que hay en la ciudad. La comida resultó de lo mejor, pero cuando estábamos a la mitad uno de los señores recibió una llamada en su celular y sin levantarse contestó. Y sin bajar la voz estuvo hablando durante unos 10 minutos. El resto de nosotros mientras tanto, no pudimos continuar conversando y la verdad ni la comida me sabía a mí por estar escuchándolo, pues en algún momento de su conversación él estuvo enojado y casi le gritaba a la persona con la que hablaba. Cuando terminó ni siquiera ofreció disculpas, sólo siguió comiendo, aunque pienso que su platillo ya estaba frío. ¿Verdad que eso no estuvo correcto?

La otra cuestión es que en días pasados fue a visitarme a mi casa una vecina que traía a su nieto que tiene ocho meses. Tuvo necesitad de ir al baño y me pidió que le cargara al niño entre tanto regresaba. Así lo hice, pero como el niño traía su manita sucia porque ella le había dado un dulce o chocolate, el bebé me ensució la blusa que yo usaba y como es de tintorería, pues no pude lavarla y tuve que mandarla limpiar. Ella se dio cuenta cuando regresó y me ofreció disculpas, pero no me preguntó si tenía que mandar lavar la blusa ni se ofreció a pagar la cuenta. ¿Hubiera sido correcto que yo le pidiera que pagara?

¿EXAGERO?

QUERIDA ¿EXAGERO?:

Por supuesto que no molesta que me haga este tipo de consulta y con gusto le doy las respuestas que considero pudieran ser acertadas. No, no exagera. Tiene razón. En el primer caso, fue una actitud ruda y desconsiderada la de ese señor al sostener una conversación tan larga por su celular durante la comida con ustedes y posiblemente fue hasta molesto para los demás comensales que estaban cercanos a ustedes. Los celulares son muy convenientes, pero se debe ser discreto y breve al usarlos cuando se hace en público.

En el otro caso su vecina debió, además de ofrecer disculpas, preguntarle si su blusa debía lavarse en tintorería y ofrecer pagar la cuenta. Pero como ella no lo hizo, usted actuó correctamente al no pedirle que lo hiciera.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6