×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
17 Agosto 2018 04:00:00
Querida Fuera de Presupuesto
QUERIDA ANA:

Soy una mujer de 58 años, viuda y sin hijos. Sigo trabajando y lo hago en una empresa bastante grande. He estado trabajando allí por seis años, desde que falleció mi esposo. Él me dejó una pensión, pero no es suficiente para mis gastos y necesidades y como yo había ya trabajado antes de casarme y bastante tiempo cuando ya estuve casada, pero dejé de hacerlo cuando mi esposo enfermó, tomé la decisión de volver a trabajar y gracias a Dios conseguí empleo y aquí estoy.

Quiero comentarle que, como la compañía es bastante grande y todos somos muy unidos, constantemente hay algo que festejar o motivos para pedir contribución, ya sea para festejos de Navidad, bodas de compañeros, alguien que se jubila o se retira de la empresa, etcétera. Por ese motivo tengo que tener disponible algo de dinero para contribuir a todas esas situaciones.

Hablándole con franqueza a usted, quiero pedirle que me ayude a manejar esta situación, ya que mi situación económica no es muy buena y esos gastos me desestabilizan, porque a veces son varios en la quincena o en el mes. Yo aprecio mucho la unión que existe entre los compañeros y también la solidaridad, y hasta ahora nunca he dicho nada, pero la mera verdad mi situación es difícil porque, como usted y todos sabemos, todo está muy caro y cada vez completa uno menos con su sueldo. ¿Qué puedo hacer para no molestar a mis compañeros que tanto aprecio y me llevo tan bien con ellos, para poder zafarme un poco de esos compromisos? Le voy a apreciar mucho su consejo que de verdad necesito.

FUERA DE PRESUPUESTO

QUERIDA FUERA DE PRESUPUESTO:

Mire querida amiga. Yo pienso que nadie debiera sentirse “obligado” a contribuir con un regalo cuando él o ella tienen dificultades económicas. Yo le sugiero que haga lo siguiente: sea honesta y hable con sus compañeros, quizás no con todos, sino con quienes acostumbran a realizar las colectas y dígales que lo lamenta mucho, pero su situación económica no le va a permitir contribuir por un tiempo, a menos que sea para remediar una necesidad de alguien, un funeral o algo por el estilo. Que para fiestas o reuniones no podrá hacerlo y que como no lo hará, usted no se sentirá molesta ni desairada si no participa en esas fiestas o reuniones. Que quizás más adelante la situación cambie. Y yo le aseguro algo: ustedes tienen una relación muy bonita, ellos comprenderán, la disculparán y hasta le pedirán que asista a los eventos. Ya lo verá. Saludos afectuosos.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2