×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
08 Agosto 2017 04:00:00
Querida Gordis
QUERIDA ANA:

Tengo 12 años y acabo de terminar la primaria. Estoy pasada de peso, no muchísimo, pero sí debo estar más delgada, lo reconozco. Y no me gusta estar gorda. Veo a mis compañeras y amigas y me da envidia verlas delgadas. Me peso muy seguido. En mi casa me dicen constantemente que no coma alimentos que me engordan. A veces hago caso y a veces no. Me gustan los chocolates y el refresco. Casi no como pan ni tortillas, pero me encantan los postres. ¿Me puedes decir de alguna dieta que me ayude a adelgazar? No quiero estar como cadáver, pero sí menos gorda. Mi mamá me dice que con que deje de comer azúcares y refresco bajo de peso. ¿Qué opinas tú? Gracias.

GORDIS

QUERIDA GORDIS:

Por supuesto que no te gusta el sobrepeso, sobre todo en estos tiempos en que modelos, artistas y muchas jovencitas quieren estar superdelgadas, usar ropa talla 0 o cuando mucho 3, pero te gustan los chocolates, los refrescos y postres. Para comenzar, te digo que la obesidad acarrea muchos problemas de salud. Ya lo sabes, pues es un tema muy tratado, y aunque muchas gorditas son muy bonitas, se ven mejor las mujeres delgadas y encuentras ropa más bonita.

No me atrevo a sugerirte una dieta debido a tu edad. Y te aconsejo que no lo hagas sin la supervisión de un nutriólogo o una nutrióloga. Si te sometes a un régimen alimenticio por tu cuenta corres riesgos con tu salud. Dile a tu mamá que te lleve a consulta con uno de esos especialistas y te aseguro que pronto vas a perder peso como debe ser sin el riesgo de enfermarte. Sin embargo, me gustaría decirte algunas cosas, pequeña amiga:

1.- Cada vez que haces ejercicio adquieres fuerza, resistencia y flexibilidad, aumentas tu bienestar y desarrollar músculo. Los niños ocupados son niños felices. Deja la báscula en paz, en su lugar lleva un registro de actividades. Es esfuerzo más positivo. Observar que el vigor de uno aumenta semana a semana, mes a mes, proporciona un estímulo para perseverar.

2.- No compares tu peso con el de otras niñas de tu edad. Los preadolescentes varían mucho de peso. Tu cuerpo está haciendo un desarrollo muy importante en este momento. Ve a la biblioteca de tu colegio y busca libros sobre nutrición y también sobre anorexia y ve cómo algunas personas privan a sus cuerpos de alimentos y nutrientes importantes intentando lograr la “perfección”. El resultado puede ser enfermedades óseas y problemas en los órganos reproductivos. En ocasiones hasta la muerte. Haz gimnasia para divertirte y no específicamente para bajar de peso. Un día te darás cuenta que las imperfecciones de tu cuerpo no serán tan importantes para ti. Piensa positivo.

3.- Cuando comas fuera de casa no ordenes comida rápida tamaño grande. Una porción de papas fritas tiene 150 calorías, una tamaño grande tiene 800. Di “no” a las donas. Come más frutas y vegetales. Camina todo lo que puedas. Cuando tu mamá te lleve con la nutrióloga o nutriólogo pregúntale qué tipo de ejercicios te recomienda.

4.- Esto último no es acerca de nutrición. Infórmate sobre trabajo voluntario en tu colegio o dile a tu mamá que en vacaciones te lleve a alguna institución para que sirvas como voluntaria. Esto desarrollará la confianza en ti misma y empezarás a ver que hay cuestiones más importantes allá afuera en qué emplear tus energías. Buena suerte mi pequeña amiga.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



top-add