×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
07 Julio 2018 04:00:00
Querida Mea Culpa
QUERIDA ANA:

Soy una mujer de 33 años. Estuve casada durante siete años. Mi esposo me dejó por otra mujer y finalmente nos divorciamos. Tuvimos dos hijos, una niña y un niño. Después de que mi esposo nos dejó yo comencé a trabajar de nuevo, pues antes de casarme trabajé en una empresa como contadora y cuando busqué trabajo nuevamente, me hicieron favor de recibirme. También, para no tener tiempo de pensar y hacer menor mi dolor, me dediqué mucho a la actividad de beneficencia. Contraté a una señora para que diariamente nos limpiara la casa, nos preparara la comida y se quedara hasta después de que los tres comiéramos.

Por ese motivo, con mi horario del trabajo, que era de 8 de la mañana a 3 de la tarde, y mi afán por aliviar mi dolor, cuando salía del trabajo iba a la casa, comía con mis hijos y casi a diario me iba a hacer trabajo gratuito con varios organismos. Total que mis hijos comenzaron a crecer casi solitos, atendidos por la señora que nos ayuda y en ratos por mí. Casi nunca revisaba sus tareas y aunque procuraba asistir a sus eventos escolares, a veces sí fallé.

En resumen, La vida me dio un dolor terrible. Cuando mi hijita tenía 11 años, murió en su sueño debido a un ataque a su corazoncito. Ella nunca había mostrado indicios de sentirse mal. Eso yo lo hubiera notado y eventualmente la llevaba con doctores cuando enfermaba de gripes o del estómago y le hacían un chequeo, aunque fuera somero. Me dijo el médico que la vio que había sido algo totalmente inesperado, que no me mortificara ni me sintiera culpable.

No tuve culpa en su muerte, pero sí me culpo de no haber pasado más tiempo con mi hija, no haberlos llevado a ella y a su hermano al campo, al cine, a comer pizza o hamburguesas que le gustaban. Haber revisado sus tareas, ir a su colegio, etcétera, muchos etcéteras. Por ese motivo, ahora con un gran deseo he estado cambiando para mi hijo, que gracias a Dios todavía lo tengo conmigo. Quisiera haber pasado más tiempo con mi hija, pero eso es imposible. Lo que sí puedo hacer es ser una mejor madre para mi hijo y pasar más adelante este mensaje para sus lectores.

Padres: por favor pasen más tiempo con sus hijos. Escúchenlos, compartan con ellos, enséñenles. Cada momento de la vida es precioso y en verdad no sabemos cuánto tiempo nos queda. Gracias por escucharme

MEA CULPA

QUERIDA MEA CULPA:

Por favor acepte mi más sentido pésame por la trágica pérdida de su hijita. Estoy publicando su mensaje como un recordatorio para otros padres. El mundo del trabajo puede ser sumamente exigente y muchas veces no hay suficientes horas del día para los hijos, pero ellos son pequeños durante tan poco tiempo y están con sus padres un tiempo tan corto. Y a mis queridos lectores les digo, que la tragedia que le ha sucedido a esta madre que escribió, quizás nunca les suceda a nadie o cuando menos a la gran mayoría de ustedes, pero en la vida no hay garantías. Podría dar más explicaciones, pero sé que ustedes entienden mi mensaje.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



1 2 3 4 5 6 7 8