×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
25 Agosto 2017 04:00:00
Querida Preocupada
QUERIDA ANA:

Quiero compartir con usted y sus lectores algo que me sucedió estando en un restaurante que sólo tiene un baño unisex. En algún momento me levanté para ir al baño y una nenita como de 8 años que estaba en otra mesa con su mamá y otro niñito, se levantó al mismo tiempo al baño. La puerta no tenía seguro y yo le di preferencia a la pequeña. La niña entró y salió inmediatamente. Le pregunté por qué y me dijo que adentro había un hombre. Me quedé afuera con la niña y al rato salió un hombre. Yo estaba sorprendida. Entró la niña y yo esperé mi turno.

El incidente me dejó inquieta y con preguntas: ¿El hombre dejó a propósito la puerta sin seguro? ¿Se exhibió delante de la niña? Ahora estoy muy molesta conmigo misma porque no confronté el hombre, no le informé a la mamá de la niña ni reporté el suceso a la persona encargada del restaurante.

Yo sé que si yo hubiera estado adentro del baño y sin poner seguro y alguien entrara, habría gritado. Quizás un hombre no, pero al menos habría dicho algo y no escuché nada. Yo estaba parada cerca de la puerta y habría escuchado.

Ana, los padres necesitan hacerse responsables de sus hijos, de su bienestar y de su seguridad. No deberían “mandar” a sus hijos solos a los baños públicos, deben acompañarlos.

La saludo atentamente y le agradezco.

PREOCUPADA

QUERIDA PREOCUPADA:

Le agradezco que haya enviado esta carta tan importante, para que los padres verdaderamente responsables de la seguridad y del bienestar de sus hijos, los acompañen al baño, así sean baños de los dos sexos.

Un descuido de ese tipo puede ser de graves consecuencias.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



top-add