×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
26 Enero 2018 04:00:00
Querida Quinceañera
QUERIDA ANA:

Te pido un consejo por favor. Tengo 15 años y tuve un novio de 17. Él me quería mucho, pero yo dejé de quererlo porque es muy celoso, no podía ni voltear a ver a un muchacho o saludar a mis amigos de toda la vida, sin que se molestara y hasta se enojara. Aunque también era muy bueno y respetuoso. Cuando terminé con él conocí a un muchacho también de 17 años con muchos problemas, los que me confió y sentí mucha compasión, ya que tiene complejo de inferioridad. Me propuse ayudarlo y creo que lo conseguí.

Pero, ¿qué crees? Resulta que ahora me dice que le gusto, mas él no me gusta a mí, lo ayudé con gusto, pero sólo como amigo. Viene casi todos los días, me invita a cenar a un restaurantito que está cerca de la casa, pero yo no he aceptado. Es muy amable y correcto, pero el gran problema es que casi todos en el barrio creen que es mi novio y se ha empezado a hablar de mí.

Yo quiero vivir mis 15 años con alegría, tener muchos amigos, pero ¿cómo saber quiénes son buenos? ¿Qué hago con mi exnovio? ¿Qué hago con este otro chico? Te pido un consejo porque no tengo a quien pedirlo. No me animo a hablar de todo esto con mi papá. Mi mamá está en el cielo. Gracias.

QUINCEAÑERA

QUERIDA QUINCEAÑERA:

¿Por qué preguntas qué hacer con tu exnovio? Dices que terminaste con él porque habías dejado de quererlo por celoso. Pero si has comprendido que tu cariño hacia él podría soportar sus celos, allá tú, pero piénsalo bien y, si te decides, llámalo. Es posible que tu ausencia le haya servido para comprender que con sus celos puede perderte definitivamente y, si te quiere, quizás trate de cambiar.

En cuanto al joven que has ayudado y que te pretende, sería conveniente que hablaras con toda claridad con él. Tú le has ayudado a tratar de superar sus problemas, pero no vas a convertirte en su novia por lástima. Decir noviazgo es decir amor y tú no lo sientes por ese muchacho. Dile francamente que tú no lo amas y que es mejor que comience a espaciar sus visitas, pues puede perjudicarte su asiduidad, que tú puedes continuar siendo su amiga y que tratarás de ayudarlo, siempre que esté a tu alcance hacerlo.

Espero que pueda ayudarte mi sugerencia. Y tu papá sí puede ser un muy buen consejero cuando lo necesites.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6