×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
31 Enero 2018 04:00:00
Querida Rojiza
QUERIDA ANA:

Quiero felicitarte por tus respuestas a las cartas con que te consulta la gente sus problemas. Ahora me toca pedirte un consejo. Tengo una hija de 16 años y un hijo de 14. Mi suegra vive en una ciudad a 80 kilómetros de aquí y mi hija me dijo que quería ir a visitarla el fin de semana pasado. Estuve de acuerdo y una amiga mía que va para allá muy seguido me hizo el favor de llevarla. Se fue el viernes por la tarde y regresó el domingo como a las 7 de la tarde y la trajo la misma amiga.

Pero cuál sería mi sorpresa que mi hija llegó con el pelo pintado de color rojizo. Mi suegra lo usa así. Ella venía feliz, piensa que se ve “súper”, pero yo estoy furiosa con mi suegra porque se tomó la facultad de llevar a mi hija a pintarse el cabello sin consultarme a mí, su madre. Se lo dije por teléfono y me dijo que estoy exagerando y que no pasa nada, que la niña le dijo que le gustaría tenerlo como ella y le dijo que la llevaba al salón y ella se puso muy contenta. Yo digo que se pasó del límite (no se lo dije, pero lo digo para mí) y debió haber pedido mi permiso. Ahora no voy a dejarla que vaya otra vez sola. Mi esposo también dice que estoy exagerando, que su mamá sólo quiso hacer que la niña se sintiera contenta y no cometió ningún “pecado”.

¿Tú qué piensas de esto Ana? ¿Qué debo hacer? Estoy tan enojada que no confío en mi propio juicio. Necesito tu opinión. Gracias.

ROJIZA

QUERIDA ROJIZA:

Ninguna jovencita de 16 años habría permitido que su abuela le pintara el cabello a menos que lo quisiera de esa manera. En realidad muchas muchachas de su edad se pintan el pelo en colores azul, morado o verde. Apuesto a que no será pelirroja por mucho tiempo. Estoy de acuerdo contigo en el sentido de que la abuela no debió haber llevado a su nieta a que le pintaran el pelo sin tener tu autorización, pero te sugiero que pienses qué movió a tu hija a pintarse el cabello. ¿Nunca te expresó a ti su deseo de hacerlo? ¿Estará tratando de llamar la atención de ustedes, sus padres? ¿O fue un simple gusto? No hagas conflicto con tu suegra, simplemente deja a un lado el asunto. Te aseguro que con haberle dicho ya una vez que no te pareció lo que hizo, no volverá a hacer nada sin consultártelo. Y permite que tu hija vuelva a visitarla. Los abuelos son felices con sus nietos y piensa que las ausencias permanentes de los mayores se acercan cada día.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2