×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
02 Junio 2018 04:00:00
Querida ¿sensible?
QUERIDA ANA:

Tengo fuertes creencias acerca de la conservación histórica y cero crecimiento de población de manera desordenada, pero no tengo influencias ni soy una persona importante como para hacer alguna diferencia en mi ciudad. Si pudiera sería una activista en cuestión de conservación de lugares históricos, de casas antiguas y barrios con historia. He visitado lugares donde eso se respeta y me siento feliz de verlo, pero triste a la vez porque en mi ciudad no se hace ni nunca se ha respetado eso. Se han destruido edificios, casonas y lugares preciosos que debieran estar en pie, pero nadie ha podido parar el llamado “progreso”. En fin. Esta carta no tiene ese fin, sino que me hagas favor de decirme, con tu atinada prudencia, si mi novio, que no comparte mis creencias, tuvo la razón o la tuve yo. Te voy a contar lo sucedido para que puedas opinar.

Recientemente asistimos a una cena pequeña. Una pareja joven a la que allí conocimos, estaba entusiasmada discutiendo la compra que habían hecho de una casa antigua en una de las colonias más viejas de la ciudad, en donde están construidas casas de los años 30, 40 y 50 del siglo pasado. Casas hechas con toda la mano y hermosas. Pues bien, ellos decían que estaban planeando tumbarla y construir una casa nueva y moderna, les gusta el estilo minimalista.

Yo respeto las preferencias y gustos de los demás, además a muchos jóvenes les gusta mucho ese estilo, así que sólo sonreí y no dije nada. Sin embargo, mi novio ofreció voluntariamente la información de que yo creo que es poco ético construir modernidad donde ya hay otros estilos, y que las personas que tienen medios para hacerlo, deben restaurar casas viejas o antiguas.

Yo trate de objetar y decir que era una manera de pensar muy particular y que cada quien hace las cosas a su gusto; todos en la mesa insistieron en que les explicara. Lo hice, pero estaba molesta con mi novio y más tarde le dije a él que fue grosero en primer lugar con la pareja que recién conocimos por desanimarlos en sus planes, y luego conmigo, por forzarme a tomar una postura contraria con personas que apenas conocía. Él dijo que todos somos adultos maduros y podemos discutir semejantes temas sin lastimar sentimientos o molestia. ¿Tú qué opinas, Ana?

¿SENSIBLE?

QUERIDA ¿SENSIBLE?:

No demasiado sensible. Tu novio debe haber estado aburrido y deseaba una conversación más animada, pero no es ninguna excusa para ponerte en apuros. Si tú hubieras deseado ventilar tus creencias, lo habrías hecho, pero preferiste callar. Él debió haber respetado eso. No tenía derecho a hablar por ti.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2