×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
10 Marzo 2018 04:00:00
Querida Sin Firma
QUERIDA ANA:

En un funeral al que asistí recientemente, una señora que estaba allí conversaba con otras señoras y dijo, al ver a una joven con pantalón de mezclilla y camiseta (con mangas) en color azul marino, que era inapropiado asistir a un funeral vestida de esa manera, que era una falta de respeto. Yo no dije nada, “por respeto” a ella y al lugar donde estábamos y al momento que se vivía allí, pero de verdad que no me pareció su comentario, pues nadie sabe ni conoce la razón por la que esa joven iba vestida de esa manera. Quizás se enteró del fallecimiento de esa persona y no tuvo tiempo de ir a cambiarse de ropa, o quizás no tenía algo más apropiado. En fin, no podemos juzgar a nadie.

Por eso decidí escribirle, pues sé de su sencillez y de su gran corazón y sensatez como para que comprenda mi molestia. Y para confirmar lo que digo, le relato lo que me sucedió a mí.

Mi madre falleció hace unos meses. Ella era una persona muy tímida, no salía mucho de la casa y no tenía ya muchas amistades. Ella trabajó en una oficina pública, pero hacía muchos años que se había jubilado. Algunas personas la visitaban y le tenían gran aprecio, porque fue una mujer maravillosa, pero de todas formas, cuando falleció pensé que no asistiría mucha gente a su funeral aparte de la familia.

Pero cuál sería mi sorpresa que tanto la funeraria como la misa estuvieron mucho muy concurridas. Y también mucha gente nos acompañó al panteón. Yo me sentí tan emocionada y, aunque parezca increíble, feliz de ver a tanta gente que hacía muchos años la había tratado y habían convivido con ella. También a otras que conoció al final.

Pero el comentario, además de mi emoción por ese motivo anterior, es que algunos señores traían traje y algunas señoras atuendos negros, pero otros y otras venían vestidos informalmente, con pantalones de mezclilla o con simple camisa o blusa. A mí no me habría importado si venían en bata de trabajo o cualquier tipo de vestido, me demostraron sus sentimientos por mi madre y por mí y eso era lo que me importaba.

Gracias si decide publicar mi carta. Le mando un abrazo.

SIN FIRMA

QUERIDA SIN FIRMA:

Aprecio mucho que haya escrito esta carta, tanto por sus hermosos sentimientos como por el importante tema que trata. Pienso igual que usted. Las personas maravillosas que la acompañaron pusieron sus vidas en espera para ir a decirle que la querían, que quisieron a su mamá, que las apreciaban a ambas y que lamentaban la pérdida de su madre. Lo que las “vestía” era lo que hay en sus corazones. Fue una demostración de amor cuando más lo necesitaba.

Lamento la pérdida que sufrió. Pero estoy segura de que usted siente a su mamá siempre cerca, porque la trae en su corazón.

ANa
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6