×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
17 Enero 2018 04:00:00
Querida Temerosa
QUERIDA ANA:

Recientemente fuimos invitados mi esposo y yo a una comida por un matrimonio de extranjeros, muy agradables los dos. Él es compañero de trabajo de mi esposo y viven aquí desde hace algunos meses. Había varios invitados, todos empleados de la misma empresa y fue una reunión muy amena. Tenían varios platillos, entre ellos carne tártara de res, que dijeron consiste en carne cruda y molida de res, de buena calidad, con cebolla o cebollines y algunos otros ingredientes. Yo nunca había comido eso, pero también había leído que la carne cruda de res (y pienso que cualquiera) puede tener bacterias y causar infecciones. Así que preferí comer otras cosas. Otros amigos sí comieron, pero mi esposo y yo no. Quisiera saber si es cierto que la carne cruda de res puede causar infección. Me gustaría tu opinión. Muchas gracias por atenderme.

TEMEROSA

QUERIDA TEMEROSA:

Mi opinión muy personal es la siguiente: mejor mantener la determinación de abstenerse de consumir platillos de carne cruda. A muchas personas les gusta la carne de res cruda, sazonada o semi-cocida con limón y en algunos países así la acostumbran, pero hay información de que hay riesgos implicados cuando los alimentos han sido manejados y preparados inapropiadamente. En estos casos el organismo infectante ha sido una forma rara de E. Coli, el que es completamente destruido cocinando perfectamente la carne. ¿Para qué correr riegos? Me voy a permitir darte a ti y a mis lectores algunas sugerencias más acerca de la carne que les ayudarán a mantenerse sanos:

1.- Refrigerar o congelar la carne inmediatamente después de comprarla.

2.- Nunca descongelar la carne a la temperatura ambiente o en agua tibia. La técnica apropiada es descongelar la carne en el refrigerador de 15 a 24 horas.

3.- Cocer la carne molida lo más pronto posible después de descongelarse y luego cocerla sin interrupción hasta que esté lista para comer. El cocimiento parcial puede favorecer el crecimiento de bacterias.

4.- No dejar alimentos calientes fuera del refrigerador más de dos horas. Refrigerar los sobrantes prontamente y si es posible dividiendo las cantidades grandes en porciones más pequeñas para que se enfríen más rápidamente.

5.- Mantener el área de trabajo y los utensilios de cocinar limpios. Lavarse muy bien las manos antes de comenzar a preparar la comida.

Siguiendo estas recomendaciones pueden reducirse las probabilidades de que la bacteria se establezca en los productos de carne y así se impide la producción de toxinas que pueden causar serias enfermedades.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6