×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
06 Abril 2018 04:00:00
Querido Charles
QUERIDA ANA:

Mi esposa y yo tenemos 32 años de casados y tenemos cuatro hijos adultos y ya casados. Ahora me dice que no le gusta que fume y me evita, aunque dice que sigue amándome. Además dice que ronco toda la noche y se fue a dormir a la recámara de huéspedes. También he notado que se enoja bastante conmigo y hasta me echa miradas de furia. ¿Cree usted que yo necesite ayuda sicológica o la necesita ella? Seguramente otras parejas tienen este problema, pero quise preguntarle a ver si puede ayudarme. Gracias. La saludo atentamente.

CHARLES

QUERIDO CHARLES:

La solución a su problema parece engañosamente simple: deje de fumar. Por otra parte, el problema del cigarro puede ser sólo una cortina de humo (lo siento no pude resistirme), una excusa para no afrontar la verdadera contienda en su matrimonio. Por eso, yo exhortaría tanto a usted como a su esposa para que buscaran ayuda sicológica con un profesionista.

Mientras esperan su cita, sugiero el siguiente experimento: compre parches de nicotina que se venden sin receta y deje de fumar. Además, eso le dará a usted una mejor salud y más años de vida. Y roncará menos. El cigarro es un asesino. Dígale a su esposa que está tomando serias medidas para superar su adicción al cigarro. Y después de una semana propóngale unas cortas vacaciones juntos para ver si así pueden encender su pasión.

Pronostico que su esposa responderá a su actitud de manera positiva y pueden entrar en una nueva fase de su relación matrimonial. El problema podría ser resuelto y usted va a mejorar su salud, su ánimo, su carácter, su aliento.

Sin embargo, si los cigarros, aunque fueran eliminados, no fueran el problema central, los dos estarán en una posición para obtener ayuda profesional.

Deseo sinceramente que todo se resuelva favorablemente.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



1 2 3 4 5 6 7 8