×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
30 Marzo 2019 03:00:00
Querido desvelado
Querida Ana

Espero que pueda ayudarme. Me pregunto todos los días cómo es que mi esposa no tiene problema para levantarse temprano y empezar con tanto entusiasmo su día. Ella no necesita despertador y yo sí, aunque me haya acostado temprano. Muchas veces, cuando no puedo dormir en la noche, me levanto y me pongo a trabajar en la computadora por una o dos horas y a veces más. Luego vuelvo a la cama y me duermo de nuevo. A veces tomo uno o dos tés o un vaso de leche caliente para que me ayude a dormir.

En suma creo que dormimos la misma cantidad de horas ella y yo, sólo que ella nunca se levanta en la noche, y yo sí, como le cuento. Pero aunque me levante más tarde, no tenemos el mismo ánimo ni estoy tan alerta ni tan lleno de entusiasmo como mi esposa. ¿Por qué será que aunque dos personas duerman la misma cantidad de tiempo, pero una de ellas lo hace de una sola vez y la otra de manera fragmentada, los dos cuerpos reaccionan diferentes? Me interesa mucho conocer sobre este tema. Ojalá pueda ayudarme y se lo voy a agradecer mucho.

Desvelado



Querido desvelado:

Usted y su esposa pueden tener diferentes patrones de sueño. Usted tal vez es un “ave nocturna”, un “búho”, que funciona mejor en las tardes y en las noches, mientras ella puede ser una “alondra” que se pone en pie temprano y es más productiva durante las horas de la mañana. Estos patrones son de alguna manera difíciles de cambiar y muchas parejas los tienen diferentes. Eventualmente aprenden a acomodarse y ajustarse a las necesidades del otro.

Un período continuo de sueño es importante. Si su sueño es fragmentado y quebrado por diferentes actividades, no se sentirá tan descansado como quien duerme consecutivamente. Su cuerpo puede tener el hábito de despertarse a la mitad de su ciclo de sueño, pero si, en lugar de ponerse a trabajar, se propone a permanecer en la recámara, a obscuras, en una posición cómoda, podría quizás quebrar ese ciclo. Si eso no funcionara, pruebe tomar un baño de agua tibia y regrese de inmediato a la cama. El licor es un sedante, pero el alcohol, bebido antes de acostarse, hace estragos con un verdadero sueño, relajante, porque desaparece gradualmente y crea síntomas de retirada, es decir, al pasar el efecto del alcohol, la persona se despierta. No tome alcohol para poder dormir. Visite a su médico y él aconsejará lo mejor para usted a fin de terminar con esos trastornos del sueño. Suerte.




Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2