×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
15 Agosto 2018 04:00:00
Querido Resentido
QUERIDA ANA:

Estoy en problemas económicos desde hace más de un año. Parece que la situación comenzara a componerse, pero como en casa se presentaron problemas de pagos de servicios, necesidad de comprarle ropa a nuestros dos hijos que crecen rápido y todas las necesidades de una familia, por ese motivo mi esposa decidió volver a trabajar como trabajadora social, que es su profesión y había dejado al casarnos, y consiguió un buen empleo hace ocho meses.

Sin embargo, aunque eso alivianó la situación económica, mis sentimientos y no sé qué más se me acumularon en la cabeza y comencé a sentirme disminuido y desde entonces casi no le hablo más que lo indispensable y hemos tenido muy pocas relaciones sexuales. ¿Qué me está pasando? Siento que la defraudo y me defraudo a mí mismo, pero no he podido remediarlo. Por favor aconséjeme qué hacer y no imagina cómo se lo voy a agradecer.

RESENTIDO

QUERIDO RESENTIDO:

Usted desea mejorar y resolver el problema con su esposa, pero para ello debiera antes sentirse dispuesto a discutirlo con ella. Cuando las parejas no resuelven sus problemas y en cambio utilizan el sexo como una forma de recompensa o castigo, entran en un terreno peligroso que puede derivar en la destrucción de la relación. A mí me parece que usted está sufriendo profundos sentimientos de insuficiencia y su comportamiento ha elevado esos sentimientos. Asumo que estos recelos acerca del trabajo de su esposa no tienen nada qué ver con que haya descuidado a sus hijos o su casa, porque si este fuera el caso, podría haber un motivo aceptable de su resentimiento. Pero usted no menciona nada de eso.

El hecho de que se haya negado a hablar sobre el tema puede indicar que usted es uno de esos hombres que crecen creyendo que pierden su masculinidad si admiten que alguien los apoye o los ayude. Sin embargo, debiera aprender a rechazar esos sentimientos y expresarlo en palabras, no sólo sobre el tema del trabajo de su esposa, sino sobre otros temas y problemas. También necesita creer y confiar en usted mismo lo suficiente para poder sentirse libre para desarrollarse como persona.

No permita que esta situación de infelicidad se profundice. Si siente que no puede llevar a cabo esto por sí mismo, ábrase y acepte la ayuda profesional. Su matrimonio puede depender de ello.

ANA
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2