×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
20 Julio 2018 04:00:00
Queridos lectores
Esto que van a leer me lo enviaron a mi teléfono celular. Me dicen que lo escribió Jorge Luis Borges. Es muy probable que muchos de ustedes lo hayan leído. Espero que no les aburra leerlo de nuevo, y si no les interesa hacerlo, pasen de largo la columna de este día y ya. Pero quienes no lo conozcan, van a gustar su lectura. A mí me gustó. Aquí va.

ANA

“En esta época en que todo el mundo está más sensible y algunos se molestan o se entristecen o se llenan de ira por nimiedades, creo que hay que leer a Borges. En estas líneas resume lo que ya de viejos empezamos a comprender”.

VALGO
Jorge Luis Borges

“De tanto perder, aprendí a ganar; de tanto llorar, se me dibujó la sonrisa que tengo. Conozco tanto el piso que sólo miro al cielo. Toqué tantas veces fondo que cada vez que bajo, ya sé que mañana subiré. Me asombra tanto cómo es el ser humano, que aprendí a ser yo mismo.

“Tuve que sentir la soledad para aprender a estar conmigo mismo y saber que soy buena compañía. Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a esperar que me pidieran ayuda. Traté siempre que todo fuese perfecto y comprendí que realmente todo es tan imperfecto, como debe ser (incluyéndome).

“Hago sólo lo que debo, de la mejor forma que puedo, y los demás que hagan lo que quieran. Vi tantos perros correr sin sentido, que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido.

“Aprendí que en esta vida nada es seguro, sólo la muerte… por eso disfruto el momento y lo que tengo. Aprendí que nadie me pertenece, y aprendí que estarán conmigo el tiempo que quieran y deben estar, y quien realmente está interesado en mí, me lo hará saber a cada momento y contra lo que sea. Que la verdadera amistad sí existe, pero que no es fácil encontrarla. Que quien te ama te lo demostrará siempre sin necesidad de que se lo pidas. Que ser fiel no es una obligación, sino un verdadero placer cuando el amor es el dueño de ti. Eso es vivir…

“La vida es bella con su ir y venir, con sus sabores y sinsabores…

“Aprendí a vivir y disfrutar cada detalle, aprendí de los errores, pero no vivo pensando en ellos, pues siempre suelen ser un recuerdo amargo que te impide seguir adelante, pues hay errores irremediables.

“Las heridas fuertes nunca se borran de tu corazón, pero siempre hay alguien realmente dispuesto a sanarlas, con la ayuda de Dios. Caminar de la mano de Dios, todo mejora siempre.

Y no te esfuerces demasiado, que las mejores cosas de la vida suceden cuando menos te las esperas. No las busques, ellas te buscan. Lo mejor está por venir”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2