×
Armando Luna Canales
Armando Luna Canales
ver +

" Comentar Imprimir
18 Enero 2017 04:00:00
¿Quién defiende a los defensores de derechos humanos?
El deber básico de un Estado es la defensa de su gente, afortunadamente no está solo en esta labor y a ella contribuyen los defensores de derechos humanos. Un defensor no es aquel que lleva juicios ante los tribunales, mucho menos quien pertenece a una organización o institución pública dedicada a estos temas. Un defensor es quien realiza una labor de promoción, prevención y protección de estos derechos, eventualmente cada uno de nosotros puede ser un defensor cuando con nuestras acciones contribuimos en la labor de consolidación de los derechos humanos.

Ser defensor en el mundo contemporáneo no es una labor sencilla. Nuestro país, como muchos otros, es presa de una situación global de incertidumbre, en donde pareciera que las libertades se esfuman frente a los peligros de la violencia, el terror, la inestabilidad política y financiera. No obstante, los defensores, como tantas otras veces lo han hecho, alzan la voz y se manifiestan enérgicamente frente a estos peligros.

A pesar de que el Estado no ha permanecido impávido –la reforma constitucional de junio de 2011, la nueva Ley de Amparo y el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, son muestra de ello–, la persecución aún se mantiene y la labor ejercida por los defensores representa un alto riesgo, los diversos factores de poder heredados de cacicazgos y múltiples intereses aún merman las libertades de todos.

Recientemente, el representante en México del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, se refirió a los defensores como custodios y promotores de la democracia. No puedo estar más de acuerdo. Cuando los odios, los miedos y la inseguridad se apoderan de un Estado, son los defensores quienes con su labor nos recuerdan los costos de la democracia y del conjunto de derechos que con ella vienen garantizados. Sin democracia no hay derechos y sin derechos un Estado carece del más mínimo sentido. Los defensores de derechos humanos son los custodios del Estado y de la democracia, son los vigilantes permanentes del poder público y de su ejercicio.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2