×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
25 Abril 2017 04:00:00
¿Quién es más creíble?
La pregunta recorrió el país y contribuyó a la derrota del PRI en las elecciones presidenciales en 2006: “¿Tú le crees a Madrazo? ¡Yo tampoco!”. La campaña se atribuyó a la entonces poderosa líder del SNTE, Elba Esther Gordillo, presa desde 2013, más por venganza política que por los delitos atribuidos a ella. La frase podría aplicarse hoy a Humberto Moreira (HM), candidato del Partido Joven a diputado local. El 26 de marzo, el expresidente Calderón declaró en Saltillo que en el gobierno de HM “todos los cabecillas de los Zetas vivían cómodamente en el estado de Coahuila”.

En septiembre pasado, un exjefe del cártel acusó al exgobernador ante la PGR de permitir la operación de “más de 400 tienditas para tirar droga y vender alcohol en Saltillo y áreas conurbadas, 240 en Piedras Negras, 100 en Acuña y 80 en la región de Cinco Manantiales. A cambio, él recibía dos millones de dólares mensuales”. En los acuerdos participaba “Juan Manuel Muñoz Luévano, alias el Mono Muñoz, quien servía de intermediario (…)”, reveló la fuente. (Reforma 14.01.17) Moreira niega los cargos: “Todas y cada una de las afirmaciones en referencia a mi persona que contiene el artículo son absolutamente falsas” (Vanguardia 15.01.17).

El 13 de enero, España autorizó la extradición de Muñoz a Estados Unidos. Según las autoridades de ese país, el “Mono” “sería un gran narcotraficante y blanqueador de capitales en Saltillo, así como estrecho colaborador de Roberto Casimiro González Treviño y Humberto Moreira Valdés”, publicó Reforma con base en un informe presentado al Juzgado Central de Instrucción Número Uno en Madrid. El Mono, de Matamoros, Coahuila, fue detenido el 18 de marzo por lavado de dinero y otros delitos.

A los Zetas se atribuyen las masacres en Allende, en el penal de Piedras Negras, donde 150 personas fueron incineradas, la fuga de 131 reos del mismo reclusorio, el campo de exterminio en Patrocinio y la escalada de violencia, secuestros y extorsiones en La Laguna y otras regiones.

“Cuando vinieron los marinos del Gobierno federal a defender a las familias coahuilenses (…) de la inseguridad, del secuestro, de la extorsión, del abuso, del asesinato. Cuando vinieron los marinos a liberar junto con el Ejército mexicano a los coahuilenses de ese yugo, ¿saben qué me dijo el gobernador Humberto Moreira? Me habló muy indignado: que retirara a los marinos de Coahuila, que no tenían que estar aquí, que Coahuila no tenía mar, que sacara a los marinos”. (Reforma 27.03.17)

Durante la administración de Moreira, en Saltillo aparecieron bardas donde se acusaba a Calderón de alcohólico. Sobre la expansión del crimen organizado en la entidad, el expresidente sostuvo: “Los principales cabecillas de los Zetas (…) vivían en Coahuila. Todos, el Z-40, el Coss, el Z-42. Todos vivían en Coahuila, y vivían muy a gusto”.

Moreira respondió con una clase de civismo: “Que no se haga tarugo. Calderón se robó la Presidencia, se la robó a Andrés Manuel López Obrador”. También lo comparó con Victoriano Huerta: “(es) igual de borracho, igual de ratero, igual de usurpador, igual de hocicón, igual de represor, igual de asesino”. (Proceso 27.03.17)

El tema lo reabrió el expresidente a raíz de la supuesta exoneración de Humberto Moreira, por parte de la PGR, al final de su sexenio, según Andrés Manuel López Obrador, de gira por Coahuila. Calderón habla de nuevas evidencias y acciones legales contra HM por sus presuntas relaciones con los Zetas. El exlíder del PRI volvió a responder con improperios. Ningún argumento para rebatir las acusaciones. Al final, quién es más creíble, ¿Moreira o Calderón?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add