×
Carmen Aristegui
Carmen Aristegui
ver +
Carmen Aristegui Flores. Periodista y conductora de programas de radio y televisión de amplia experiencia y reconocimiento en México.

" Comentar Imprimir
13 Abril 2018 04:00:00
¿Quién investiga a la PGR?
Desde que se fueron de México los expertos internacionales del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para el caso Ayotzinapa, quedó abierta la exigencia de que la PGR iniciara líneas de investigación sobre la conexión entre el tráfico internacional de drogas, la colusión con autoridades mexicanas y lo sucedido con los jóvenes estudiantes de Ayotzinapa en Iguala en septiembre de 2014. El GIEI pidió expresamente al Estado mexicano que pidiera información a Estados Unidos sobre una investigación en curso por tráfico de heroína y cocaína a gran escala transportada en autobuses de pasajeros de Guerrero a Chicago. La PGR hizo oídos sordos y mantuvo la cada vez más insostenible “verdad histórica”.

Reforma dio a conocer, en un reportaje de Roberto Zamarripa, información trascendental del caso Ayotzinapa. Revela la intensa comunicación sostenida, desde Chicago, entre jefes criminales del grupo Guerreros Unidos y sus operadores en Guerrero durante las horas en que ocurrían los hechos en Iguala y en los días subsecuentes. Son los mensajes intervenidos a 11 teléfonos entre fines de 2013 y octubre de 2014. Entre estos quedaron en el expediente los mensajes relacionados con Ayotzinapa. La investigación transcurría meses atrás y, en el camino, ocurrió ese evento inesperado. Los 8 criminales procesados en Estados Unidos por trasiego de droga no fueron interrogados sobre la desaparición de los estudiantes, la investigación se centraba en el trasiego de drogas.

¿Cuánto tiempo se perdió por la negligencia o complicidad desde las más altas esferas que no atendieron el llamado expreso de los expertos del GIEI y el de los familiares, en 2016, para solicitar información de esa investigación de la que los alertó el grupo de especialistas? ¿Cómo explica la PGR no haber centrado sus investigaciones en esa conexión México-Chicago para traficar droga en los autobuses de línea? ¿Con qué explica el Gobierno mexicano la gravísima omisión que ahora queda recrudecida con las informaciones reveladas? En el expediente quedaron registradas comunicaciones en las que se muestra la manera en que coordinaron, desde allá, la intervención de policías en Guerrero para frenar el presunto avance para tomar la plaza de otro grupo delictivo conocido como Los Rojos. En una trágica confusión, dieron por hecho que los jóvenes estudiantes formaban parte de una operación comandada por Los Rojos que pretendía tomar la plaza. Estas comunicaciones muestran de qué manera se ordenó la actuación de policías para atacar con armas de fuego a los estudiantes.

Las transcripciones también muestran que, por lo menos una semana después de ocurridas las desapariciones, los operadores en Chicago no parecían tener idea de qué fue lo que se hizo con los estudiantes. Uno de los líderes en Chicago, Pablo Vega, intercambia con “Covra” este mensaje: “... hay 50 chavos desaparecidos”, a lo que el otro responde: “...en la madre. Tantos... ps dónde los metieron? Tantos”.

Lo revelado por Reforma provocó una reacción inmediata de los familiares y organizaciones que representan a los muchachos desaparecidos. Grave les parece, y les asiste la razón, que la PGR se haya demorado en solicitar información de la investigación en EU a pesar de que el GIEI planteó la necesidad de abrir y agotar una línea de investigación. Es evidente, ahora, la grave falta de la PGR al no haber solicitado de inmediato información sobre aquella investigación en Estados Unidos.

Lo revelado ayer muestra crudamente que la investigación debió cruzar por ahí desde el primer momento. ¿Por qué se resistió la PGR y las autoridades mexicanas a solicitar lo que el GIEI había alertado que existía como investigación en Estados Unidos? ¿Cuánto tiempo han dejado pasar de manera injustificada? La inacción de la PGR sobre esta línea siempre resultó sospechosa. Con las revelaciones de ayer, se vuelve escandalosa. Hoy más que nunca es urgente y obligado abrir una investigación sobre la investigación del caso. Hay que decirlo sin rodeos: la actuación de la PGR sobre el caso Ayotzinapa raya en los linderos de lo criminal.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2