×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
09 Mayo 2015 04:04:59
Razones para votar
Periódicamente se emprenden, a nivel nacional, una serie de campañas para promover el voto de la ciudadanía, campañas que incluyen dejar en el elector la mayor carga de culpa por el alto nivel de abstencionismo.

Hay procesos electorales donde no vota ni el 40% de la población y eso es muy preocupante.

No obstante, ante las características, los discursos y los silencios de muchos de los candidatos y de los partidos políticos en nuestro país, uno se pregunta ¿qué tan válido es criticar a los que no acuden a votar?

Y bueno, antes de dar respuesta a la pregunta anterior, quiero subrayar y dejar en claro dos ideas.

La primera es que en lo personal me gustaría que el abstencionismo fuera derrotado en todas las elecciones que se lleven a cabo en nuestro país. Y en ese sentido y de ser posible, que el próximo 7 de junio vote muchísimo más del 51 por ciento.

La segunda idea es que lo anterior, es decir, una alta votación, debe implicar votos razonados.

Tan malo es no votar, como hacerlo a ciegas.

El compromiso cívico de acudir a las urnas debe ir acompañado de razones para sufragar a favor de un determinado candidato o partido político.

Uno puede pensar en votar porque el candidato o la candidata le inspiran confianza. Le conoce, le gusta su mensaje, le inspira confianza su perfil. Denota capacidad, sencillez, simpatía.

Lo cual me parece correcto, pero creo que hay que revisar que en una elección para nombrar el Poder Legislativo, si a alguien le gusta el candidato, pero no el partido, debe entender que el susodicho diputado pertenecerá a una bancada donde el 99.99% de las decisiones se toman en conjunto (y más aún que en el PRI, el PAN, el PRD, etc., todo se decide desde “arriba”).

Entonces, hay que suponer que es más inteligente votar por un partido, por lo que en el pasado ha realizado, vía los funcionarios que han salido de sus filas, o por lo que hoy propone para su labor legislativa.

Pero sobre todo, es válido apoyar a un partido por coincidir con la ideología que le sustenta: la derecha, la izquierda o el centro; o por la causa social que representa: ecología, trabajo o educación.

Pongo un ejemplo.

Nueva Alianza es un partido que representa primordialmente una causa y un sector. Y en ese sentido, cada voto a favor de Nueva Alianza implica una preocupación por la educación, la cultura y los valores cívicos, un interés por colocar a la educación como prioridad de la sociedad; y a su vez, cada voto a favor de Nueva Alianza fortalece al magisterio como gremio. Si a alguien le interesan esos temas, debería de votar por dicho partido político.

Ahora bien, con relación a otras agrupaciones, podemos cometer errores, pues hay institutos políticos que se disfrazan de centro y son de derecha, o se llaman ecologistas, pero no les interesa ni la naturaleza, ni la vida.

En fin, si queremos que exista menos abstencionismo en nuestro país, los partidos políticos deben ser más congruentes y más transparentes. Y de ser posible, tienen que identificarse más con alguna causa.

En pocas palabras, la culpa del alto abstencionismo radica más en los gobiernos y en los partidos, que en la ciudadanía.

Los electores debemos tomarnos en serio la elección, sobre todo si encontramos opciones serias y cercanas a nuestros intereses, para motivar con ello nuestra participación.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) | @cmoreira38_5
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2