×
Julio Hernández López
Julio Hernández López
ver +
Julio Hernández López es un periodista mexicano que escribe para el periódico La Jornada. Siendo autor de la columna "Astillero".

" Comentar Imprimir
11 Septiembre 2013 04:00:37
Rebatiña por banderas
El Partido Acción Nacional ha recibido una impensada revitalización a partir de los planteamientos fiscales del peñismo que agravian a clases medias y a zonas fronterizas. Inmersa aún en una fuerte riña entre facciones (calderonistas contra maderistas), la agrupación caracterizada por el uso del blanco y el azul pareciera haber recuperado el papel de principal oposición partidista al régimen de tres colores (Morena aún no tiene registro), a tal grado que, mientras el perredismo se esmera en apoyar la propuesta de revoltillo “hacendario” (chuchos agradecidos por el mantenimiento de medicinas y alimentos sin IVA), el habilidoso coordinador de los diputados priístas y virtual jefe de San Lázaro, Manlio Fabio Beltrones, abrió ayer una salida de emergencia al advertir que los compañeros de su bancada no están de acuerdo con temas como el cobro de impuestos a colegiaturas escolares.

La rebatiña por banderas fiscales con probables réditos electorales desplaza o cuando menos compite fuertemente con la atención colectiva a temas de igual carga preocupante, como son los relacionados con lo energético y lo educativo.

Ayer, por ejemplo, el PRI debió aplicarse a fondo para frenar la pretensión panista de empujar desde el Senado una exhortación para que la Cámara de Diputados impida la aprobación del rubro de la homologación del IVA en las zonas fronterizas. El priísta que preside la mesa directiva del Senado, Raúl Cervantes, decidió cancelar el debate que había iniciado el panista Ernesto Ruffo, exgobernador de Baja California, respecto al paso del 11 al 16 por ciento de IVA en esas franjas limítrofes. A pesar del cierre provisional de la discusión senatorial, el olfato del panismo les lleva a la insistencia en la defensa de esos temas que inciden especialmente en buena parte de su electorado, en los segmentos empresariales y de clase media.

En tanto (con una sola o), se cumplía la ceremonia de promulgación de las leyes secundarias correspondientes a la reforma laboral educativa. Enrique Peña Nieto congregó nuevamente a la élite política para desahogar procedimientos que en otras circunstancias se realizarían sin esa pompa, pero ahora se consideran “históricos”. Contó, desde luego, con la presencia de los dirigentes formales de la oposición solidaria: Gustavo Madero, quien aprueba en el Pacto por México las líneas generales de aquello contra lo cual luego se rebela en puntos específicos, y Jesús Zambrano, quien aprovechó el viaje para expresar nostalgia por los movimientos magisteriales de lucha que en décadas pasadas peleaban de manera distinta a lo que hoy se vive.

Como si la mencionada promulgación de las leyes secundarias no fuese un golpe formalmente aplastante, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación continuó ayer con su ritmo de protestas, en esta ocasión estableciendo un cerco en las oficinas centrales de la Secretaría de Educación Pública. Cierto es que la vertiente michoacana de ese movimiento anunció ayer su decisión de volver a las aulas, aunque suavizando discursivamente ese retiro con la promesa de seguir apoyando la lucha, pero de otra manera (la dirigencia michoacana, una parte de la de la sección 9 del SNTE y el líder formal de la 22 de Oaxaca, han tenido constantes señalamientos en privado, por parte del “ala dura” del movimiento, por considerarlos proclives a peculiares entendimientos con la parte gubernamental).

Y sin embargo, hoy se realizará una serie de protestas que han sido denominadas paro cívico nacional. Se estima que en unas cuarenta ciudades del país, cuando menos, se realizarán acciones de inconformidad, las más notables de éstas en la Ciudad de México, donde dos marchas partirán de distintos lugares rumbo a Los Pinos. En internet se ha promovido dicho paro bajo la etiqueta #11SMXaPararLasReformas y mediante las consignas “Contra la falsa reforma educativa y las reformas estructurales”, “Por la defensa de Pemex”, “¡En unidad, sin tibiezas, todxs a las calles!” (la “x” de “todxs” tiene un sentido de rechazo a un presunto sexismo gramatical).

A pesar de la maquinaria mediática, política, gubernamental y legislativa enderezada en su contra, el movimiento magisterial de lucha ha logrado reproducirse de forma dispareja a lo largo del país, con fuerza y cuantía en ciertas regiones históricamente favorables a la CNTE, pero también en zonas donde el virtual esquirolaje del sindicalismo oficialista, el SNTE con su dirigente de papel, Juan Díaz de la Torre, ha ido empujando a profesores inconformes con las reformas peñistas hacia el único cauce de acción política que hoy representa la multimencionada CNTE.

Ese crecimiento del sindicalismo magisterial independiente está consignado en medios regionales de comunicación donde se da cuenta de plantones, marchas y protestas diversas. Es una ironía que el fortísimo golpe dado por el peñismo para dar viabilidad a su recuperación del control laboral, electoral y político del SNTE haya convertido a la CNTE en el único interlocutor real del gobierno y en la única opción de protesta de los profesores. Tanto así que la ceremonia del Grito de Independencia ha sido tomada como pieza de forcejeo político, con los maestros en lucha decididos a realizar su propio ritual frente al oficial que tendrá como plazas utilizables, según las circunstancias, la de la Constitución, donde están las sedes de los gobiernos federal y del Distrito Federal, o la de Dolores Hidalgo, a donde suelen ir los ocupantes de Los Pinos como detalle de reverencia histórica o, como ha sucedido en administraciones recientes, como alternativa de elusión ante presiones masivas./

Y mientras otros probables gritos en privado se han hecho saber en susurros mediáticos, con el procurador federal, Jesús Murillo Karam (la PGR, “carro con llantas ponchadas”, ha dicho), hablando de revisar la Iniciativa Mérida, en busca de distintas formas de operación y de “respeto a la soberanía nacional”, ¡hasta mañana, con los diputados aprobando la reforma financiera y los senadores ratificando a comisionados en materia de competencia económica y de telecomunicaciones!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2