×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
28 Febrero 2018 04:00:00
Reglas de origen
Como ustedes sabrán, las reglas de origen se refieren al contenido de cierto país que debe tener un producto -una televisión, un refrigerador, una estufa, un microondas, una bicicleta, un automóvil-. Esto quiere decir que si de una bicicleta 80% es de origen mexicano y 20% es importado de China, Japón o Alemania, puede entrar en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y ser exportada como si fuera 100% mexicana.

La actual renegociación del TLCAN ha entrado en la parte más complicada, que es precisamente la de las reglas de origen. Las del sector agrícola fueron tratadas en la pasada opinión, lo que nos lleva a hablar de las reglas para la industria automotriz. El Gobierno mexicano está dispuesto a modificar las reglas de este sector a pesar de que esta industria NO lo quiere, ya que Estados Unidos empezó a presionar para que se diera, pero México está jugando hábilmente y también está presionando a EU para que no haga el cambio de las reglas de origen.

¿Cómo es esto, mis queridos seis lectores? México empezó a comprar granos a Brasil y Argentina, lo que afecta directamente a los productores estadunidenses de granos básicos, que ahora no saben a dónde enviarlos. México importó en 2017 10 veces más maíz que en 2016, lo que da una clara muestra de que también México sabe jugar sus cartas y no les está comprando a los productores estadunidenses, lo que es una dura advertencia y más en este año que se renuevan las cámaras en EU, en noviembre para ser específicos, y los más afectados van a ser los productores de EU y entonces los votantes les echarán en cara a sus representantes en el Congreso haber permitido que México comprara sus granos a otros países y que el TLCAN estuviera mal negociado.

Estos votantes son los que le dieron la mayoría a Donald Trump para que ganara y estamos hablando de un mercado nada despreciable de 19 mil millones de dólares que los mexicanos hacen a EU en la compra de maíz, trigo, productos lácteos y hasta aves de corral. Así que esperemos y diremos qué pasa en esta fase final de las negociaciones del Tratado, aunque todo parece indicar que en 2018 seguirá aumentando el flujo de granos brasileños y esto podría perjudicar más al sector agrícola estadunidense, que lucha contra los bajos precios en los cereales y la creciente amenaza competitiva de América del Sur.

Lo que quiere Trump es salir a los medios y decir que hizo muy buenas modificaciones en el TLCAN y que los estadunidenses salieron ganando en este Tratado; es el primero que va a salir a cantar victoria, para así tener más ventaja competitiva en la elección del Congreso de 2018. Existe la gran posibilidad de que a pesar de mantener el acuerdo comercial, la gente de EU estará harta de la Administración Trump y votará en contra de sus congresistas republicanos, y en aquellos lugares donde nunca un congresista demócrata había ganado, ahora podrá tener un escaño. Asimismo existe la gran posibilidad de llevar a juicio político al señor Trump por la intromisión de Rusia en las pasadas elecciones presidenciales. Fíjense que un punto neural como es la regla de origen, si no es tratado cuidadosamente, podría revertirle a Trump su permanencia en la Casa Blanca.

Sabemos que es importante la modernización de las reglas de origen, pero si el tema no es cuidadosamente atendido traerá resultados catastróficos. En un principio la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, los dos representantes en este Tratado, comentaban que al modificar las reglas de origen México reduciría su competitividad, ya que ahora se producirán más autopartes en América del Norte y esto también elevará los costos de flete para ser ensamblados en México y a su vez el costo de los automóviles subirá significativamente. Aquí solamente hay de dos sopas: una es que esos costos los absorban las compañías o que el cliente los pague. Los asiáticos tienen mejores precios que los fabricantes de Estados Unidos, por lo que estos perderán mercado, y en consecuencia se perderán fuentes de empleo en la región. ¿Ustedes qué piensan?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2