×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
22 Agosto 2017 04:00:00
Religión y política (I)
En medio de la controversia por las elecciones para gobernador, cuya validez o nulidad resolverá el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) antes de concluir la gestión de Rubén Moreira, el 30 de noviembre, el obispo Raúl Vera se lanzó a la palestra para objetar: “La política no es cualquier cosa, la organización económica no es cualquier cosa; es de Dios ante la perspectiva de la organización de la Tierra. Esto es lo que debemos replicar los cristianos”. Así dio por terminada “esta cantaleta de que los padrecitos no tienen que meterse en política”.

“Lo único que se nos impide –aclaró– es hacer política partidista y ponernos a favor de algún candidato, pero de que tenemos que vigilar la justicia (por supuesto). Un predicador, un ministro del Evangelio que no se preocupa por ver los signos de muerte que hay en la sociedad y que vienen provocados por personas que tienen rostro y nombre, eso no es generación espontánea: ‘todo lo que pasa ¿quién sabe de dónde salió?’. Estas son palabras del papa San Juan Pablo II”, declaró Vera en el novenario al Santo Cristo de la Capilla, en un templo colmado desde las 5:20 horas, el 31 de julio.

“La maldad”, dijo el dominico, “tiene nombres y rostros (…) son personas asociadas –dice el Papa– que provocan una estructura que repite conductas, que repite muerte, que repite injusticia”. Frente a la situación del estado y el país, advirtió: “Esto no es una casualidad (…) nosotros no podemos permanecer impávidos ante eso”.

En la misma capilla donde Vera denuncia la muerte de emigrantes, la violación sistemática de los derechos humanos y el desdén de las autoridades locales y federales frente a la escalada de violencia y la impunidad, Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fuundec) plantó cara al exgobernador Humberto Moreira durante el bautizo de una de sus hijas, el 18 de agosto de 2012. Sin interrumpir la ceremonia, los manifestantes desplegaron carteles con demandas de justicia.

Vera participó el 6 de julio pasado en la entrega de la comunicación “Asesinatos, desapariciones y torturas en Coahuila de Zaragoza constituyen crímenes de lesa humanidad”, ante la Corte Penal Internacional (CPI), en La Haya. Elaborado por la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) con datos y testimonios de más de 100 organizaciones no gubernamentales, el documento advierte sobre la existencia “de una base razonable para concluir que en Coahuila, entre los años 2009 y 2016, se han cometido crímenes de lesa humanidad de competencia de la CPI (en su modalidad de privación grave de la libertad física, tortura y desapariciones forzadas), como parte de un ataque sistemático contra la población civil de dicho estado”. El expediente incluye 500 casos, pero destaca las masacres en Allende y en el penal de Piedras Negras (Espacio 4, 566).

La Procuraduría de Justicia reabrió el 27 de julio una averiguación previa de hace tres años y citó al obispo a declarar sobre presuntos casos de pederastia. Los procesos ante el Vaticano concluyeron y “los involucrados han quedado fuera del sacerdocio”, informó la Diócesis. El gobernador Rubén Moreira negó que exista persecución contra Vera, pero le “sugirió revelar nombres de sacerdotes pederastas” (El Heraldo de Saltillo, 02.08.17). El dominico compareció ante el Ministerio Público el 3 de agosto. “Ya declaré, lo único que se hizo fue completar lo que se llevaba ya desde 2014 (…) la autoridad ya sabrá los deberes que tiene que hacer” (Zócalo, 04.08.17).
Imprimir
COMENTARIOS



top-add