×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
06 Febrero 2018 04:00:00
¿Repensar nuestra Constitución?
El 5 de febrero fue el día que se promulgó nuestra carta magna, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, bajo la cual nos regimos hasta el día de hoy.

Fue el año de 1917 cuando fue establecida por el Congreso Constituyente, pero entró en vigor el día 1 de mayo del mismo año.

A nuestra actual Constitución le precedió un proceso social, político, cultural y de lucha reivindicativa: La Revolución Mexicana. En nuestra constitución, fueron plasmados muchos anhelos, que fueron producto de las ideas y corrientes que dieron vida y forma a la Revolución.

En ese momento, la lucha era necesaria e ineludible por una excesiva opresión hacía el campesino, por derechos desiguales, una concentración excesiva de riqueza en unos cuantos y un clasismo excesivo que demeritaba al mexicano ordinario; a aquel compatriota que no ostentaba poder ni riqueza, aquel que también merecía un trato justo y un mismo acceso de oportunidades.

Gracias a nuestra actual constitución, los estados como Coahuila de Zaragoza cuentan con una real y efectiva soberanía; y más vale recordar a dar por sentado, hoy, gracias a ello, somos un gobierno republicano, representativo, democrático y federal con una división de poderes en Ejecutivo, Legislativo y Judicial. En la actualidad, nuestra Carta Magna cuenta con 136 artículos y 19 artículos transitorios.

El día de ayer fue que se cumplió el 101 aniversario de la promulgación de nuestra Constitución. Debemos de tener muy en cuenta que nuestra norma regidora nació bajo un espíritu liberal y que fue producto de la primera Revolución del Pueblo en el mundo y bajo ese sustento; fue que sus artículos más importantes se basan en una educación para todos, en que la propiedad de los recursos naturales le pertenecen a la nación y que las condiciones para los trabajadores, deben de ser justas.

Se puede decir que nuestra Constitución nació bajo un manto de igualdad, fraternidad y libertad.

Si bien es cierto, nuestra Carta Magna ha recibido muchas modificaciones y podemos decir que existen aspectos positivos y cuestiones negativas. Como reformas positivas podemos mencionar la ampliación de la cobertura educativa de primaria hasta el bachillerato, el reconocimiento de la igualdad entre las mujeres y los hombres, los derechos políticos y electorales de la mujer, entre otros.

Muchos afirman que se han hecho bastantes modificaciones, inclusive, que algunas han dañado o tergiversado lo que es la esencia de nuestra Norma Rectora; sobre todo, valores, principios e intereses de la Revolución mexicana. Ante esto, muchas personas, principalmente juristas, se han pronunciado en la necesidad de una nueva Constitución.

Hoy existe ese debate sobre la vigencia de la Constitución. Considero que las reformas han obedecido a necesidades sociales, políticas y económicas de nuestro país. No obstante a ello, considero que la celebración del 5 de febrero, nos abre la oportunidad de recordar y debatir los cambios a nuestra Carta Magna, así como su vigencia.

Por ejemplo, creo que se deben generar nuevas ideas que evolucionen al Estado y la democracia que tenemos. Se debe repensar a México. Hoy, nuestro país debe responder integrado a partir del diálogo y actuar con apego a sus instituciones, para hacer frente al difícil contexto internacional y los problemas nacionales.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2