×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
28 Enero 2017 03:00:00
Repudio global
Trump es el tema, así sea a regañadientes, y lo será mientras no sea expulsado de la Casa Blanca, lo cual sucederá tarde o temprano. La prensa se encargará de ello como antes lo hizo con Nixon; en su caso, por faltas menores frente a las barbaridades del odioso sucesor del estadista Barack Obama. El bisemanario Espacio 4 dedica la sección Luz y Sombras, del número que hoy empieza a circular, a las reacciones que en el mundo provocó la investidura del patán de las manos pequeñas. Algo digno de emular en México contra los políticos que sistemáticamente engañan al pueblo y además lo roban, con deuda o con empresa fantasma:

“Las mujeres en Estados Unidos y otras regiones del mundo dejaron en claro su rechazo a Donald Trump con una multitudinaria marcha que ya muchos califican como la más grande en la historia reciente del poderoso país. De acuerdo con un reporte de la cadena CNN, más de un millón de personas marchó el 21 de enero en Washington D.C. y otras ciudades norteamericanas para exigir al nuevo presidente que guarde respeto a los derechos de las mujeres, las minorías y los inmigrantes.

“La marea humana llegó a cubrir 1.6 kilómetros de largo y sirvió para desbordar el transporte público, saturar las conexiones de internet y darle a la nación un aire de actividad social y política con debates improvisados en el metro y jóvenes contándolo en Facebook Live. Los carteles que se veían por doquier defendían los derechos reproductivos, la igualdad y la protección de las minorías latina y musulmana, blancos predilectos de los ataques en los discursos pronunciados por Trump.

“No se trató de un hecho improvisado. Desde el día anterior –justo cuando Donald Trump juraba como presidente– aviones de todo el país llegaron a Washington con miles de féminas a bordo. Se calcula que mil 800 buses chárteres arribaron a la capital y los estacionamientos se ocuparon de madrugada. Para las 11 de la mañana ya habían tomado el metro 275 mil personas. Cifra que supera con creces las 193 mil que se contaron durante la investidura del magnate neoyorkino.

“A la megamarcha se sumaron más de 200 asociaciones, entre ellas Planned Parenthood –agencia de salud reproductiva financiada por el gobierno– así como varios grupos de defensa de los derechos de las minorías junto a un elevado número de personalidades del espectáculo, muchas de las cuales tomaron el micrófono para elevar sus voces en contra de la misoginia, el racismo y el sentido dictatorial que se percibe en el nuevo presidente.

“Entre estas figuras estuvieron las cantantes Cher, Katy Perry y Madonna. Esta última declaró ‘he pensado un montón acerca de volar por los aires la Casa Blanca (…) pero eso no cambiaría nada (…) El bien no ganó en estas elecciones, (pero) ganará al final’.

“El presidente, consecuente con su habitual sarcasmo, se refirió a la marcha en su cuenta personal del Twitter cuestionando si los participantes en la misma votaron en los últimos comicios. ‘He visto las protestas de ayer, pero tenía la impresión de que acabábamos de celebrar elecciones. ¿Por qué no ha votado esta gente?’. La pregunta no demoró en ser contestada, recordándole a Trump que ellos sí acudieron a las urnas y su contrincante, Hillary Clinton, a la postre había recibido más votos directos que el representante republicano.

“Otro elemento a destacar sobre esta manifestación es que no sólo sucedieron en Estados Unidos. Según CNN, la Marcha de las Mujeres se registró en más de 600 ciudades alrededor del mundo, sin excluir la Ciudad de México, y hasta en regiones inimaginables como la Antártida, donde un pequeño grupo de investigadoras se sumó a la iniciativa”.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add